Arrancan la señal que prohíbe el acceso rodado a Cuevas del Mar

Los operarios municipales tuvieron que volver a colocar la señal. / E. C.
Los operarios municipales tuvieron que volver a colocar la señal. / E. C.

El pasado verano sucedió lo mismo, lamenta Javier Ardines, e indica que ya se pusieron sanciones a quienes estacionan mal en sitios como Gulpiyuri

L. RAMOS LLANES.

Con el verano llegan el sol y el calor, pero también los actos vandálicos de quienes no están de acuerdo con las restricciones que desde los ayuntamientos con mayor afluencia turística se imponen para evitar colapsos y la degradación de sus espacios naturales. Ya sucedió el año pasado y esta vez ha vuelto a ocurrir en Cuevas del Mar. El pasado sábado, a primera hora de la mañana, aparecía arrancada y tirada en el suelo la señal instalada apenas unas horas antes por operarios del Ayuntamiento de Llanes y que impide el acceso rodado al túnel, excepto para vehículos autorizados, con la intención de evitar las acampadas ilegales que se dieron en años anteriores. Una restricción que comenzó a ponerse en marcha en la época estival el pasado ejercicio y que también entonces encendió la ira de uno o varios vándalos que, como esta vez, arrancaron de cuajo la señalización, según recordaba ayer el concejal de Playas llanisco, Javier Ardines (IU).

En esta ocasión, y hasta que la señal fue restituida, los conductores que fueron llegando hasta la zona pasaron por el túnel, lo que indignó a quienes llegaron más tarde y, con la señalización de nuevo en pie, no pudieron hacer lo mismo. «Si la gente respeta las indicaciones en las ciudades, no se entiende por qué no hacen lo mismo aquí», lamentó el concejal, quien recordó que hay plazas de aparcamiento antes del túnel para poder ofrecer una alternativa a los visitantes.

En relación al entorno del arenal de Gulpiyuri, el edil reconoció que la problemática que se dio el pasado viernes, primer día de vigencia del nuevo aparcamiento que da servicio a esta playa y a la de San Antolín, se repitió durante el fin de semana. «La gente entra y aparca en el antiguo parking, que ya no tiene autorización de la CUOTA porque no nos permitieron tenerla para los dos, pese a que ya advertimos que el nuevo está más enfocado a San Antolín», señaló. Insistió también en que, al tratarse de una finca privada, el Consistorio no puede cerrar el viejo estacionamiento, sino que debería hacerlo la propiedad, como tampoco se puede multar a quienes aparquen en él.

Donde sí puede actuar la Policía Local, agregó Ardines, es en los viales y carreteras que llevan a todos estos espacios y en los que la normativa de circulación prohibe estacionar. «La gente no entiende que no puede aparcar el coche entorpeciendo el paso en una vía pública, esté o no pavimentada, y ya se han puesto las primeras sanciones a quienes tenían sus vehículos indebidamente estacionados», indicó.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos