«Las asociaciones son un agente cómplice del Gobierno en el territorio»

Participantes en la caminata de la Red de Participación Social junto al Puente Romano. /  XUAN CUETO
Participantes en la caminata de la Red de Participación Social junto al Puente Romano. / XUAN CUETO

La consejera de Derechos Sociales y la Red de Participación del Oriente marchan hasta Covadonga para dar visibilidad a su labor en la zona rural

G. POMARADACANGAS DE ONÍS.

Más de un centenar de voluntarios de las distintas entidades que integran la Red de Participación Social del Oriente marcharon ayer desde el Puente Romano hasta Covadonga para visibilizar una labor silenciosa que, tras 17 años de trabajo conjunto, quieren dar a conocer. En esta primera caminata contaron con el respaldo de la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, que destacó su papel «fundamental» como «agente cómplice del Gobierno en el territorio». Esa colaboración, dijo, se «intensificará» en esta nueva etapa, en la que comprometió el apoyo del Principado para seguir desarrollando «en una zona como el Oriente una labor importante , que es necesario reconocer y visibilizar». También el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro (PP), acompañó al movimiento asociativo, con palabras mutuas de agradecimiento por la colaboración entre ayuntamientos y entidades.

Desde la red reclamaron además «una apuesta decisiva, sin fisuras, de las administraciones locales y regionales para las asociaciones y entidades que trabajan desde la base de los territorios». En un comunicado leído antes de la salida por el voluntario y directivo de El Prial, Cándido Díaz, pidieron asimismo una «estrategia tendente a consolidar el movimiento ciudadano para abordar los retos que se nos presentan en las zonas rurales, que sufren un envejecimiento y despoblamiento especialmente profundo en esta zona oriental de Asturias».

Nacida en el año 2002, la red que engloba a los catorce concejos supera actualmente las cuarenta entidades, que estrechan vínculos cada año en dos encuentros: las jornadas del voluntariado y la cita de Creando Redes de Solidaridad. Desde el 2006 cuentan además con un aliciente común, el concurso Pueblos Solidarios con el que han hecho posible el desarrollo de 29 nuevos proyectos y 9 programas.