Las ayudas a los Picos aumentan un 22% y se limitan a entidades públicas

Vista del pueblo cabraliego de Sotres, en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa. /  NEL ACEBAL
Vista del pueblo cabraliego de Sotres, en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa. / NEL ACEBAL

Los 300.000 euros de subvenciones serán aportados por el Principado y se repartirán en función del territorio, la población y el proyecto

GLORIA POMARADA CANGAS DE ONÍS.

Con un mes de antelación respecto a la convocatoria de 2017 y un aumento en la cuantía de un 22%, el Principado abre hoy el plazo de presentación de solicitudes para las subvenciones al área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de los Picos de Europa. La resolución de la convocatoria, publicada ayer en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) fija en 300.000 euros la cuantía de las ayudas, financiadas íntegramente por el Gobierno autonómico, con cargo al crédito extraordinario.

La aportación de fondos por parte del Ejecutivo regional era una de las demandas de los seis ayuntamientos con territorio en el espacio protegido -Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Onís y las Peñamelleras-, que reclamaban un modelo similar al ya existente en comunidades como Cantabria. La Consejería de Medio Ambiente recogía el guante y ya en las nuevas bases, que sustituyen a las de 2015, abría la puerta a destinar fondos propios. No obstante, en el mismo epígrafe de la regulación se establece que la medida se aplicará a cada convocatoria si existe disponibilidad presupuestaria y continúa contemplando que los créditos salgan de las cuentas estatales.

En cuanto al reparto de los fondos, se regirán este año por las renovadas bases, pero los criterios contemplados por el Gobierno autonómico seguirán siendo los de población, porcentaje de terreno incluido dentro del Parque Nacional y actuación solicitada.

No entran en la convocatoria las partidas a empresas, familias y asociaciones

Uno de los cambios que introduce la normativa está relacionado con la fijación de cuantías, hasta ahora especificada con cifras concretas en las bases y que se sustituye este 2018 por porcentajes. Así, los ayuntamientos recibirán hasta un tope del 25% de la disponibilidad presupuestaria, en lugar de los 95.000 euros máximos fijados en 2015.

La resolución ayer publicada limita además el listado de beneficiarios al sector público: ayuntamientos, parroquias rurales y entidades supramunicipales con territorio en el espacio protegido. En 2017, las ayudas a la iniciativa privada -empresas, familias y asociaciones sin ánimo de lucro- estaban incluidas en la misma convocatoria que las subvenciones públicas. No obstante, ya entonces fueron las que sufrieron un mayor recorte.

El descenso en las aportaciones había sido generalizado en 2017, cuando se reservaron un total de 245.960,74 euros, un 26% menos que en 2015. De ese año databa la última convocatoria, pues en 2016 las ayudas no llegaron a concederse. La falta de continuidad en las subvenciones ha sido uno de los aspectos más criticados por los ayuntamientos en los últimos años.