La bendición de Ramos inicia la Semana Santa

Varios centenares de personas acudieron a bendecir sus ramos a la llanisca plaza de Santa Ana. /  G. F. B.
Varios centenares de personas acudieron a bendecir sus ramos a la llanisca plaza de Santa Ana. / G. F. B.

Por el casco histórico de Llanes se celebró la procesión de la Borriquilla y el miércoles saldrá a la calle la talla del Cirineo

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

En los concejos de la comarca oriental fueron miles los cristianos que ayer festejaron el Domingo de Ramos, una celebración religiosa que recuerda la llegada de Jesús a la ciudad de Jerusalén, arropado por una multitud de personas que le acompañaban y vitoreaban.

La fecha sirve de inicio a los actos litúrgicos de la Semana Santa. Y en algunos lugares, como sucede en Llanes, la jornada matinal continuaba con la procesión de la Borriquilla, un cortejo que recorrió las calles del casco histórico de la villa, desde la plaza de Santa Ana hasta la basílica. Con anterioridad, el párroco, Florentino Hoyos, había derramado con profusión generosas dosis de agua bendita sobre multitud de personas, palmeras y ramas de laurel.

El miércoles, a partir de las 21 horas, se celebra en Llanes el Vía Crucis por las calles de la villa, con presencia de las imágenes del Cirineo, la Virgen Dolorosa y María Magdalena. La Semana Santa finaliza el próximo domingo con la procesión del Santo Encuentro.