Benia de Onís acogerá una residencia de ancianos en el antiguo aserradero

Terrenos sobre los que se asentará la futura residencia de ancianos de Benia de Onís. /  NEL ACEBAL
Terrenos sobre los que se asentará la futura residencia de ancianos de Benia de Onís. / NEL ACEBAL

Un vecino de la Robellada con negocios en Estados Unidos invertirá un millón de euros en el proyecto, que pretende contar con 24 plazas, ampliables

LUCÍA RAMOS BENIA.

El concejo de Onís y sus alrededores contarán, por fin, con un equipamiento largamente esperado. En la capital del mismo, en los terrenos que antiguamente ocupaba el aserradero junto al río Ayones, pronto se levantará una residencia de ancianos preparada para atender no solo a los mayores del municipio oniense, sino a los de otros cercanos. La previsión que manejan en el equipo de gobierno socialista es que las obras de construcción del edificio puedan comenzar tras el verano.

A finales del pasado ejercicio era aprobado el estudio de detalle de la parcela que albergará la edificación, la que anteriormente ocupaba la Sierra de Agustín, y en el Ayuntamiento prevén dar el siguiente paso en los próximos días con la aprobación del proyecto de urbanización de los terrenos y la firma del convenio con el promotor de la iniciativa. Como viene siendo habitual, se reservará una parte de la parcela sobre la que se va a edificar la residencia para la creación de espacios verdes y viales, que pasarán a ser espacio público del Consistorio.

«Confiamos en que una vez se aprueben estos dos últimos documentos puedan comenzar los trabajos de urbanización de la parcela, para prepararla para la construcción del edificio», indicaba a EL COMERCIO del alcalde de Onís, José Manuel Abeledo (PSOE). Si todo va según lo previsto, agregó, se podrá conceder la licencia el próximo mes de marzo y las obras arrancarán tras el verano.

La iniciativa, indicó el regidor, partió de «un vecino de la Robellada que tiene negocios en Estados Unidos y mantiene un fuerte vínculo con el concejo». De hecho, esta persona pretende realizar una inversión cercana al millón de euros para dotar a Onís de un servicio del que por el momento carece. La residencia, puntualizó Abeledo, será privada, pero el Ayuntamiento prevé firmar un acuerdo con el propietario para facilitar el acceso a la misma de aquellos vecinos que lo necesiten.

En un primer momento está previsto que el nuevo equipamiento de Benia de Onís disponga de 24 plazas, pero se va a reservar un espacio en los terrenos de cara a una posible ampliación en el futuro, si fuese necesario. «Hay mucha gente del concejo que se tuvo que ir a otras residencias en Llanes, Cangas de Onís e incluso Oviedo que está deseando poder volver a su tierra», manifestó José Manuel Abeledo, quien se mostró encantado con este nuevo proyecto. «Estoy seguro de que tendrá éxito, como ya sucedió con el centro de día, que funciona realmente bien y actualmente está lleno y con lista de espera pese a que cuando empezamos a planearlo pocos confiaban en él fuera de Onís», apuntó.

Cambios en la plaza

Entre los planes de futuro del gobierno local oniense también se encuentran cambios en la plaza de la capital, que se urbanizará en los próximos meses. La intención del Ayuntamiento es la de invertir aproximadamente 100.000 euros en la sustitución del adoquinado que actualmente cubre este espacio. Los trabajos, que se acometerán a finales de febrero o principios de marzo, también se centrarán en mejorar las traídas de agua de la plaza y en reparar algunos hundimientos que presenta el firme de la misma desde hace un tiempo.

Onís aprobaba a principios del pasado diciembre un presupuesto de 800.000 euros para el presente ejercicio.