El Bollín se hace grande

La charanga El Felechu desfila por las calles del barrio parragués de La Peruyal. / FOTOS: NEL ACEBAL
La charanga El Felechu desfila por las calles del barrio parragués de La Peruyal. / FOTOS: NEL ACEBAL

Arriondas cierra sus fiestas con una jornada dedicada al público infantil y la tradicional charanga por las calles de la villa

G. P. ARRIONDAS.

Tras días de intensa fiesta a bordo de carrozas, al ritmo de las gaitas y entre tragos de sidra, El Bollu llegaba ayer a su fin con una jornada dedicada a la juventud parraguesa. El Bollín reunió en Arriondas a jóvenes tanto locales como de concejos limítrofes que buscaban dar continuidad a la celebración. A primera hora de la tarde, el parque de La Llera era escenario de las actividades destinadas a los más pequeños, con una fiesta infantil que incluyó juegos, atracciones y reparto de golosinas.

A las ocho de la tarde daba comienzo el último de los eventos previstos en esta 69 edición de las fiestas grandes de Arriondas, declaradas de Interés Turístico Regional en 1999. Como marca la tradición, la charanga El Felechu marchó escoltada por las calles de la villa por una nutrida comitiva. Una vez en el barrio de La Peruyal, la celebración continuó con el reparto del bollín entre los socios, amenizado por los acordes de la charanga Aquilino.

En sus orígenes, durante la jornada del lunes se repartían los bollos sobrantes del día grande y los vecinos se reunían para dar salida a la comida restante de la tarde anterior. Pero con el paso de los años, el hermano pequeño de El Bollu ha terminado por hacerse grande.