Cámaras y más policías en las calles para frenar el vandalismo en Llanes

Los vecinos, reunidos a las puertas del Ayuntamiento de Llanes ayer por la mañana. / L. R.
Los vecinos, reunidos a las puertas del Ayuntamiento de Llanes ayer por la mañana. / L. R.

El alcalde reclama más medios a las administraciones regional y central para concejos que multiplican su población en verano

L. RAMOSLLANES.

Una mayor presencia policía y la instalación de nuevas cámaras en puntos estratégicos de la villa. Son las dos principales medidas que desde el Ayuntamiento de Llanes pretenden poner en marcha con la intención de atajar los actos vandálicos sufridos en los últimos tiempos y que por el momento se saldaron con ocho coches quemados, uno apedreado y un par de establecimientos hosteleros y comerciales asaltados. El alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), se reunía a primera hora de la mañana de ayer con los responsables de la Guardia Civil en el concejo y el inspector jefe de la Policía Local llanisca para abordar el problema y buscar su consejo a la hora de solucionarlo.

Durante la reunión, que se prolongó casi una hora, las diferentes partes acordaron «reforzar la presencia policial en las calles, con más patrullas por las noches, así como reforzar con nuevas cámaras de tráfico ciertos puntos en función de lo que sugiera la Guardia Civil», según explicó el propio regidor posteriormente. Estas cámaras, apuntó, estarían en un principio orientadas a controlar el tráfico, pero también resultarían útiles a la hora de investigar cualquier incidente como los de los últimos días.

En este sentido, Riestra destacó cómo «el equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil está trabajando con todos los medios en el asunto», para tratar de dar con la persona o personas que están detrás de los actos vandálicos registrados en diferentes puntos de la villa.

Sí quiso recalcar el alcalde que desde el Ayuntamiento van a solicitar a la Delegación del Gobierno en Asturias los datos estadísticos sobre criminalidad en el concejo «para aportar tranquilidad a los vecinos». «Estos actos, siendo de la intensidad y la fuerza que son, llaman más la atención en municipios que tienen unos índices muy buenos de criminalidad comparados con el resto de España», agregó. Por ello hizo también un llamamiento a la oposición para que «no utilice esto como un arma política». «Ya sé que es demasiado pedir para muchos que solo viven para intoxicar, pero creo que es un tema suficientemente importante», continuó, e insistió en que «con los ratios de criminalidad que tenemos no podemos generar inquietud entre la población, pues no sería justo, más allá de que esto es un tema grave y hay que manejarlo».

Enrique Riestra aprovechó también par reclamar un mayor apoyo a las administraciones regional y central en los momentos de mayor afluencia de gente. «Los municipios turísticos soportamos una carga brutal de afluencia en ciertas épocas del año, teniendo los problemas de las ciudades, y las administraciones deberían tenerlo en cuenta para poder dotarnos de más medios a todos los niveles, incluida la seguridad», manifestó.

Tensión en la zona

Hasta el Consistorio se acercaron varios vecinos de diferentes barrios llaniscos, como Bustillo y el Cuetu, con la intención de seguir de cerca la reunión de seguridad. Al término de la misma fueron recibidos por el alcalde, quien les explicó en persona lo acordado. «Salimos satisfechos con sus palabras y solo esperamos que los hechos se correspondan con ellas», indicó el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Bustillo, Pedro Morán. Y advirtió que los residentes estarán «vigilantes» para que se cumpla lo acordado.

Entre los presentes se encontraba Juan Marcos Mier, propietario del Fiat 500 incendiado el pasado fin de semana en la calle Gutiérrez de la Gándara. «Es un trastorno económico, pues uno no se compra un coche todos los días y, además, es una situación de riesgo, pues podrían haberse quemado muchos más», apuntó, reconociendo que en la zona «hay tensión» y que en los numerosos años que lleva viniendo a Llanes «nunca se vio nada igual».

Temas

Llanes