Un camión que transportaba xarda queda atascado en la subida del puerto de Lastres

Un tractor tuvo que remolcar al camión atascado ayer en la subida del puerto lastrín. / E. C.

El vehículo tuvo que ser remolcado por un tractor y desde la Cofradía lo achacan al estado de una carretera en la que «patinan» por la lluvia, «la sangre y la grasa»

G. POMARADA LASTRES.

Lastres registró ayer una imagen que va camino de convertirse en habitual. Un camión quedaba atascado el pasado mediodía cuando se disponía a abandonar el puerto, cargado de xarda. Desde la Cofradía de Pescadores Santa María de Sábada indicaron que no es la primera vez en esta campaña en la que se registra el mismo incidente, que achacan al firme de la rampa que conecta la villa con la infraestructura pesquera. En días de lluvia, y ante la «sangre y grasa de la caballa», explicaron, el pavimento se vuelve resbaladizo, lo que genera problemas en la subida de los vehículos pesados por una vía de elevada pendiente. «Ya pasó cuatro o cinco veces, el otro día un camión estuvo dos horas en medio», denunciaron. No fue el caso del incidente de ayer, pues el camionero logró dar marcha atrás y dejar paso por la vía hasta la llegada de refuerzos.

La solución por la que han optado los pescadores ante este tipo de casos es recurrir a un tractor, cuyos servicios abonan desde la propia Cofradía. El pasado mediodía, ese vehículo agrícola de un vecino de Lue remolcó al camión hasta el cruce. Sin embargo, la Cofradía denuncia que corresponde a la Consejería de Infraestructuras adoptar unas medidas que no han llegado hasta la fecha. «Antes, en la carretera había adoquines, luego echaron una capa de asfalto, pero patina», apuntaron. «Esto es la gota que colma el vaso, llevamos diez años sufriendo la bajada al puerto», añadieron.

Por su parte, la alcaldesa de Colunga, Sandra Cuesta (PSOE), indicó que «ya en otra ocasión pedimos a FCC que lo baldeara con la máquina con la que se está haciendo la limpieza del empedrado del casco antiguo», opción que en este último incidente no fue posible porque «patinaba y era un peligro parar a darle agua a presión». La regidora señaló que ella misma procedió a dar aviso a Puertos «para pedir ayuda o traer una cuba», pues «la bajada no es municipal». Entrada la tarde seguía a la espera de respuesta.

El puerto lastrín es uno de los más activos de Asturias durante la temporada de la xarda, que atrae hasta la villa a numerosos profesionales. Desde la Cofradía señalaron que los camiones, de una empresa gallega, deben acudir a diario hasta la infraestructura portuaria para cargar las capturas que venden a uno de sus principales clientes. «Este es un problema que se repite año tras año, es impresentable», afearon al Principado, a quien también responsabilizan de la falta de espacio en el puerto y de la existencia de un pantalán que «entorpece» las operaciones de descarga.