La campaña de arranque de ocle en la costa oriental finaliza con 1.300 toneladas

Descarga de ocle en el puerto de Llanes este verano. / NEL ACEBAL
Descarga de ocle en el puerto de Llanes este verano. / NEL ACEBAL

La temporada se cerró un mes antes que en 2017 al alcanzar su cupo máximo gracias al «buen estado de la mar en julio y agosto», indican desde Pesca

G. POMARADA LLANES.

Tres semanas antes de la fecha prevista y con casi un mes de antelación respecto a 2017, la campaña de arranque de ocle en la costa oriental llegaba ayer a su fin. Y lo hacía habiendo alcanzado el tope de extracciones, situado en 1.300 toneladas. El adelanto en el cierre se explica, para el director general de Pesca Marítima, Francisco González, por el buen estado de la mar durante los meses de julio y agosto, lo que «ha permitido un trabajo más eficiente». La media de arranque, abundó, se sitúa así en 150 toneladas por barco.

En total, desde el pasado 2 de julio, fecha de apertura de la campaña, han participado en el arranque ocho embarcaciones autorizadas de Llanes, Lastres, Ribadesella y Ribadedeva, con cuarenta personas a bordo entre marineros y buceadores. Estos profesionales salieron a la mar una media de 35 jornadas.

Con la campaña de arranque de ocle ya culminada, el trabajo continúa ahora con el secado del gelidium por parte de los compradores «para su posterior venta a las industrias que lo utilizan como materia prima para la fabricación de agar», indicó González. El responsable de Pesca Marítima apuntó también que el Centro de Experimentación Pesquera (CEP), organismo encargado de supervisar la campaña, «ha podido controlar con exactitud y en tiempo real su desarrollo a través de los controles llevados a cabo por buceadores, y realizar el seguimiento de los barcos por dispositivos GPS y aportar la información sobre la actividad de los propios barcos». La labor del CEP no culmina con el fin de la temporada, recordó, pues a este organismo le corresponde ahora realizar «análisis más profundos de los datos y el seguimiento de la recuperación de los campos que se trabajaron».

Problemas en Lastres

El estado de los campos de ocle y el presunto daño ocasionado por el arranque motivó el pasado año un retraso en el inicio de la campaña, pues la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) presentó un recurso que paralizó cautelarmente la extracción. Este 2018, no obstante, ha estado exento de incidentes similares y ya en junio el anterior director de Pesca, Alberto Vizcaíno, advirtió que exigiría responsabilidades a la asociación en caso de que se paralizase el arranque.

La polémica este verano ha venido por otras vías, concretamente por las presuntas descargas ilegales denunciadas por la Cofradía Santa María de Sábada de Lastres. Según los profesionales llastrinos, distintas embarcaciones descargaron varios fardos de gelidium en su puerto sin que los tripulantes los llevasen a pesar a la lonja. En consecuencia, indicaron, tampoco pudieron ser registradas las cantidades extraídas. Así lo denunciaron ante el Principado en el transcurso de la campaña, con el compromiso por parte del actual director general de Pesca Marítima de «buscar soluciones a la problemática lo antes posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos