Candás hace vibrar al Vaticano

El Coro de la Bodega de Candás, en la capilla de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, antes de su actuación. /  E. C.
El Coro de la Bodega de Candás, en la capilla de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, antes de su actuación. / E. C.

El Coro de la Bodega llena la capilla de San Pedro con temas de autores clásicos y la interpretación del himno de Covadonga

ALICIA GARCÍA-OVIES CANDÁS.

El Coro de la Bodega de Candás no deja de traspasar fronteras. La agrupación dirigida por Salvador Cuervo hizo vibrar ayer a la Ciudad del Vaticano con una misa formada por temas de varios autores clásicos y que no deja de cosechar éxitos. La capilla de San Pedro se llenó en un concierto que tuvo como gran colofón el himno de Covadonga. «Salimos muy satisfechos. El cardenal encargado de la homilía nos felicitó en varias ocasiones. Dijo que la actuación fue muy bella», agradeció al finalizar el director.

La agrupación candasina presentó un programa integrado por partituras de Händel, Mozart, Arcadelt y Puccini, entre otros. «Estaba muy preparado y trabajado. Eso te da tranquilidad, pero teníamos cierta tensión por el escenario», explicó Cuervo. La misa había sido presentada en un concierto en León y, con posterioridad, cosechó un gran éxito en Burdeos, razón por la cual el coro decidió seguir traspasando fronteras llevándola a la capital italiana de la mano del empresario musical Youssef Oké.

El del Vaticano ha sido uno de los mayores retos del coro, pero no el último. El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández, les invitó en su visita a la villa marinera en septiembre del año pasado a dar un concierto en Andalucía cuando considerasen oportuno. Asimismo, en enero comenzarán a organizar el programa de 2019, así como las salidas fuera de Asturias, que dependerán del presupuesto.

Salvador Cuervo cuenta con una amplia trayectoria musical y lleva los últimos años dirigiendo el Coro de la Bodega. «En Asturias tenemos un alto nivel coral, con agrupaciones muy buenas. Se puede decir que nosotros estamos en segunda división. Somos buenos y los resultados cada vez se notan más. Estamos mejorando mucho», asegura.

Una de sus carencias, apunta, es la falta de voces de soprano. «Necesitaríamos más cantantes de este tipo porque tenemos más hombres que mujeres y necesitamos compensar», explica.

El coro, formado en abril de 2013 por iniciativa de José Ramón González Muñiz, volverá a acabar el año sobre los escenarios. Una de sus últimas actuaciones será el concierto de Navidad, programado para el próximo 15 de diciembre en Candás y en el que no faltarán algunos de los villancicos más conocidos.

 

Fotos

Vídeos