Canes a todo lujo en Cangas de Onís

Elena Gutiérrez, con sus border collie en el nuevo hotel canino de Cangas de Onís. /  FOTOS: XUAN CUETO
Elena Gutiérrez, con sus border collie en el nuevo hotel canino de Cangas de Onís. / FOTOS: XUAN CUETO

Una emprendedora abre en La Torre el primer hotel para perros del concejo, donde se imparten cursos de pastoreo

G. POMARADA CANGAS DE ONÍS.

El de las mascotas es un negocio en auge en el que la emprendedora canguesa Elena Gutiérrez ha encontrado su propio hueco. Para ello ha apostado por el medio rural, concretamente por el núcleo de La Torre, enclavado entre Mestas de Con y San Martín, donde este mismo año ha comenzado su andadura al frente de un hotel para perros. El camino para alcanzar su meta, cuenta, ha sido largo y plagado de trámites: los primeros pasos para la creación del negocio se remontan dos años atrás y en ese tiempo ha tenido que lidiar con las administraciones hasta conseguir la licencia de núcleo zoológico para perros. El resultado es que hoy, La Torre Canina es el primer hotel homologado del concejo, explica Gutiérrez, quien dice afrontar el desafío «con la misma ilusión que si tuviese veinte años a pesar de superar los cincuenta». «Cada vez son más habituales las residencias caninas y aunque algunos me digan que cómo se me ocurre porque me va a atar, eso es lo que quiero, quedarme aquí», confiesa.

En la finca, con vistas a los Picos de Europa, dispone de siete habitaciones para los canes, todas ellas individuales, excepto que dos perros sean de la misma familia y sus dueños decidan alojarlos juntos. No faltan detalles como un sistema de ventilación para los días de calor o calefacción para las noches más frías. El lujo al alcance canino continúa con fincas para paseos y una piscina, dotada de acceso directo desde las habitaciones y donde chapotean ya sus border collie a la espera de nuevos clientes. «La idea es captar al de proximidad y también al que viene de viaje con su perro y no lo puede alojar en los hoteles. Sí que me están preguntando de alojamientos de la zona para meter aquí los perros», explica. Además, el negocio cuenta con servicio de centro de día. «En agosto, cuando venga la gente y hagan visitas, creo que estaremos a tope», cuenta Gutiérrez, quien define a su hotel como «el lugar en el que a mí me gustaría dejar a mis propios perros, con entre dos y cuatro paseos de calidad al día».

En la misma finca existe además el aliciente mensual de los talleres de pastoreo, impartidos por el experto Óscar Murguía y su equipo. Este mismo fin de semana tenía lugar el encuentro del mes de marzo, que se repetirá el 6 de abril a la espera de que los días 18 y 19 de mayo se celebre un seminario más completo, con sesiones prácticas con oveja xalda en las que participan tanto el perro como sus dueños.

«Me están preguntando de hoteles de la zona para alojar aquí a los perros de sus clientes»

Por el momento, explica, no son muchos los pastores que han acudido a recibir la formación. «A veces ves a toda la familia para llevar al ganado, cuando con un perro se hace más fácil», explica la cuidadora, dueña también de una campeona de las competeciones de pastoreo, 'Llenda'. «El entrenamiento con las ovejas sirve para que puedan sacar su instinto y reconducirlo», indica Gutiérrez sobre los cursos, pensados tanto para border collie como para todos aquellos canes con dotes para el manejo de ganado.