Cangas cederá las escuelas de Peruyes a los vecinos una vez rehabilitadas

Antiguas escuelas de la localidad canguesa de Peruyes. /  JUAN LLACA
Antiguas escuelas de la localidad canguesa de Peruyes. / JUAN LLACA

El Ayuntamiento ya ha adjudicado los trabajos, con un plazo de ejecución de seis meses. La meta es preservar el diseño original, de 1890

G. POMARADA CANGAS DE ONÍS.

Las antiguas escuelas de Peruyes, en Cangas de Onís, volverán a lucir con el esplendor de antaño. Las obras de rehabilitación del inmueble, construido en 1890 e incluido en el Inventario de Patrimonio del Principado, han sido ya adjudicadas por el Ayuntamiento cangués por un importe de 181.500 euros -impuestos incluidos- a la empresa Obras, Viales e Infraestructuras del Norte S. L., con base en Siero. Con un plazo de ejecución de seis meses, el inmueble de estilo clasicista deberá quedar listo para uso de los habitantes de la zona. La intención, explica el alcalde José Manuel González Castro (PP), es «hacer una cesión a los vecinos». De hecho, recuerda, la petición de arreglo partió de la propia ciudadanía, una demanda bien recibida por el Consistorio, que reconoce «el buen funcionamiento» de la asociación vecinal. Hasta la fecha, continúa el regidor, vienen reuniéndose en la 'casa del médico', mientras que las escuelas quedarán a su completa disposición.

Según recoge el proyecto técnico, la planta baja del inmueble sería la destinada a usos sociales, mientras que para la segunda se apunta a la habilitación de un «espacio flexible que pudiera ser usado preferentemente de albergue», con una capacidad de dieciséis plazas, y compatible «también con otro tipo de actividad». No obstante, el regidor señala que no hay nada decidido y corresponderá a los vecinos determinar los fines.

Sí establece el documento técnico que la rehabilitación tratará de garantizar el diseño original del inmueble, que goza del segundo nivel más alto de protección de la normativa autonómica junto con otras 120 escuelas de toda la región. Tanto los cimientos como la cubierta y las estructuras verticales están en «buen estado», mientras que sobre las horizontales se actuará sobre las soleras y techos. Los revestimientos, «muy deteriorados», serán uno de los puntos clave de la reforma, con la idea de mantener los colores originales: blanco en los paños generales y añil en los recercos. También se empleará el 'Rojo inglés' en las paredes de los portales laterales. La carpintería exterior e interior se repondrá y se actuará asimismo sobre el saneamiento.