De Cangas al mundo a través de las ondas

Manuel Martínez al mando de los controles, con los niños en la pecera./NEL ACEBAL
Manuel Martínez al mando de los controles, con los niños en la pecera. / NEL ACEBAL

La radio escolar del colegio Reconquista suma años en antena volcada en impulsar la imaginación y expresión de los niños

GLORIA POMARADA

Cada lunes y jueves, a eso de las tres de la tarde, el trabajo discreto de las aulas se modula en voces infantiles que llevan sus conocimientos a todos aquellos oyentes que, en cualquier parte del mundo, sintonicen Radio Cangas Reconquista. La emisora local reconvertida en instrumento pedagógico suma este mes un nuevo año en antena, ahora a través de internet en una emisión 24 horas acompañada de sus correspondientes podcast para escuchar programas a la carta. De relatos dramatizados a entrevistas, pasando por debates improvisados, son pocos los géneros radiofónicos con los que no se atrevan los pequeños locutores, siempre bajo la atenta mirada de Manuel Martínez. Encargado de impartir los talleres desde hace dos décadas, la «ilusión» es el motor que sigue moviendo a este cangués: «La transmiten los niños, que son el alma de esta radio», afirma.

Del otro lado, los escolares confirman su interés por la radio, de la que gusta ante todo «hablar por el micrófono». «Al principio tienes un poco de vergüenza, pero se va quitando», explica Sara García, alumna de cuarto de Primaria y una de las ocho participantes en el taller de este trimestre. No obstante, los escolares no solo desarrollan sus dotes de locutores, sino que reciben formación en más puestos indispensables en cualquier emisora, como los técnicos. «Rotan por todos, incluso hacen autocontrol. Es una forma de que sean más independientes», explica Martínez. El paso por la emisora canguesa modifica incluso los gustos de los jóvenes. «Escuchamos más radio y vemos menos televisión», cuentan los pequeños.

Junto con Martínez y los niños, el profesorado es el otro pilar del taller, pues colaboran a la hora de ahondar en el contenido curricular. Es el caso de Alfonso Rey, tutor de una de las clases de cuarto, e implicado en la radio escolar desde años atrás. «Ofrece muchas posibilidades desde el punto de vista educativo, desde mejorar la lectura a la comprensión o la expresión oral», sostiene. También incentiva la capacidad creativa de los escolares, que relatan ante los micrófonos excursiones o dramatizan los cuentos que leen en clase. «La radio es arte», destaca Rey, que maquina ya los retos de este 2019. Entre ellos está el de involucrar a la radio en la feria de ciencia que se celebrará a final de curso y en la que está prevista la exhibición de doscientos experimentos. «La idea es que la radio salga al patio y se vayan haciendo entrevistas», adelanta sobre esta segunda edición del evento, que tendrá por título 'La caciplada a conciencia' y contará con la participación de los estudiantes del IES Rey Pelayo.

A pesar de que en las últimas décadas Radio Cangas ha encontrado su lugar en un pequeño estudio dentro del colegio, en el que no falta ni la pecera ni la mesa de sonido, sus orígenes se remontan a otro espacio y tiempo. Creada en 1985 en el centro municipal docente, enganchó desde sus inicios a los jóvenes del concejo, como al propio Martínez. «A los dieciséis años me dijo un profesor que estaban captando alumnos para Radio Cangas, yo estaba estudiando FP en la rama eléctrica», rememora. Desde entonces la emisora ha pasado por «altibajos» a los que ha logrado imponerse a través de figuras como Mito Casero, que «siempre apostó por esta radio y buscó un espacio en el colegio», destaca. Con el paso de los años han ido surgiendo más aliados, como el actual director de la Casa de Cultura, Antonio de Luis. «Emitimos programas en directo desde allí, son pocas las casas de cultura que puedan hacerlo», señala Martínez, que también colabora con De Luis en la elaboración de un archivo sonoro sobre las gentes de Cangas. A ello se suma, dice, el apoyo del Ayuntamiento y de negocios como el Parador, cuyas jornadas culturales también retransmite Martínez. «Nos llegaron mensajes de gente que nos escucha desde México. Algunos programas como el de Berta Piñán o el pregón de San Antonio tienen 500 y 900 reproducciones». Un estímulo que anima a Martínez y a los escolares a seguir lanzando su mensaje a través de las ondas, ahora virtuales.

 

Fotos

Vídeos