Cangas revive la proclamación de Pelayo