Las capturas de angula inician el año con los peores datos de la última década

En enero Ribadesella subastó 162 kilos y Bustio apenas 81, a lo que se suma una caída de los precios por debajo de los cuatrocientos euros

JUAN GARCÍA

El mes de enero pasado fue el peor de la última década para la pesca de la angula en el concejo de Ribadesella. Durante el primer mes del año, la cofradía de pescadores solo subastó 162 kilos. Para encontrar un registro inferior a este hay que remontarse al año 2009 en el que solo se habían pesado 70 kilogramos. Desde entonces, nunca se había bajado de los doscientos kilos, con un récord de 626 kilogramos subastados en enero de 2014. Para colmo, el precio también se vino abajo en este último mes de enero, marcando una media de 399 euros por kilo, con lo que la recaudación se quedó en 64.861 euros.

Este año la campaña de la angula va camino de convertirse en catastrófica. Cerrados los tres primeros meses de costera, por la báscula riosellana sólo han pasado 586 kilos. Pero es que, además, el mes de febrero va camino de ser el peor de la temporada. La actividad extractiva se retomará esta noche después de los cinco días obligados de veda por mes y a partir de ahí solo quedarán siete jornadas hábiles para la pesca. La campaña difícilmente alcanzará los setecientos kilos y la facturación apenas superará los trescientos mil euros.

En la cofradía de Bustio aún ha sido peor. Enero fue el mejor mes de la costera, pero no llegó a los 81 kilos subastados, reportando una facturación de 29.316 euros. El precio medio fue incluso más bajo que el de Ribadesella. Se quedó en 362 euros por kilo. En los tres primeros meses de campaña, Bustio solo ha subastado 167 kilos de angula con una recaudación de 71.253 euros.