Las carreras de caballos de Ribadesella logran el interés turístico regional

Carrera de caballos en la playa de Santa Marina de Ribadesella, celebrada este octubre. /  NEL ACEBAL
Carrera de caballos en la playa de Santa Marina de Ribadesella, celebrada este octubre. / NEL ACEBAL

El Consejo Asesor de Turismo acordó ayer otorgar la distinción a la prueba tras meses de trabajo desde el Ayuntamiento

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Las Carreras de Caballos Playa de Ribadesella ya son una Fiesta de Interés Turístico Regional. Así lo aprobó ayer el Consejo Asesor de Turismo del Principado de Asturias, reconociendo el valor popular de un evento nacido en la década de los ochenta del siglo pasado gracias al entusiasmo de un grupo de aficionados al mundo de la hípica. Aprovechando las buenas mareas y la ausencia de bañistas en el arenal de Santa Marina durante la época invernal o primaveral, estos aficionados comenzaron a cruzarse apuestas con sus propios caballos.

Aquellas competiciones locales fueron evolucionando y aumentando en número y calidad, incorporándose a la competición cuadras procedentes de otros municipios asturianos y de otras Comunidades Autónomas. Hoy en día son una prueba hípica de referencia para todo el Norte de España, una competición turístico-deportiva que el año que viene celebrará su edición número treinta. Y lo hará, por primera vez, como Fiesta de Interés Turístico Regional.

El 7 de noviembre pasado, la alcaldesa de Ribadesella defendía la candidatura ante la comisión de valoración del Consejo Asesor de Turismo del Principado de Asturias. La aprobación la ha pillado, ocho días después en Ourense, a donde se ha desplazado para participar en el Salón del Deporte y Turismo Activo-Sportur Galicia, donde el concejo se presenta como destino deportivo con el Descenso Internacional del Sella como principal atractivo, la única fiesta de Asturias de Interés Turístico Internacional.

Charo Fernández aprovechará su estancia en Galicia para promocionar aún más las Carreras de Caballos, un evento que cada Semana Santa suele concentrar en el muro de la playa de Santa Marina a más de 30.000 personas. Son las únicas carreras de caballos que, además de disputarse en una playa natural, incluyen giros en sus recorridos y dispone de un paseo marítimo elevado sobre el arenal que permite al público una perfecta visión de todo el trazado.

Por todas y cada una de estas particularidades, las carreras de Ribadesella se han merecido una distinción que ahora debe salvar un último trámite administrativo, pues debe ser ratificada por el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola.