Los cazadores vuelven a impugnar la creación de una reserva en Amieva

Vista del pueblo de Vis y de los montes de Amieva, un concejo de más de 7.300 hectáreas. /  JUAN LLACA
Vista del pueblo de Vis y de los montes de Amieva, un concejo de más de 7.300 hectáreas. / JUAN LLACA

La sociedad Sierra de Borde ya presentó alegaciones en enero considera que «no cabe iniciar un procedimiento sin resolver el anterior»

G. POMARADA SAMES.

La asociación de cazadores Sierra de Borde ha vuelto a impugnar la creación de una reserva regional de caza en Amieva. Las alegaciones de la entidad dirigida por José María Álvarez Guisasola y representada por el letrado José Bembibre fueron presentadas tras abrir el Principado una segunda fase de información pública a principios del mes de agosto «sin resolver el primer expediente», dicen. Ya en enero, la Consejería de Medio Ambiente abría un primer periodo de información pública durante el cual la sociedad formuló un escrito de alegaciones solicitando la nulidad de la propuesta. «Se reiteran las medidas de entonces», explica el representante legal de la sociedad sobre las alegaciones, que ha presentado ahora en un documento ampliado de catorce folios. Entienden desde Sierra de Borde que el proceso «no cumple los requisitos ni desde el punto de vista formal ni desde el sustancial y carece de motivación y justificación técnica y jurídica». Recuerda además su abogado que «los terrenos están en régimen general de veda» e incurren desde el Principado en «un error en la delimitación de la superficie del coto».

Al expediente del 4 de enero, continúa, ya habían presentado «más de trescientas firmas de cazadores que no quieren la creación de la reserva». Al último documento, dice, se han añadido más rúbricas en contra de la pretensión autonómica, pues consideran que la motivación no reside en «la riqueza cinegética y el fomento de la biodiversidad», sino en las «irregularidades dentro de la gestión de Río Melón, anterior adjudicataria».

Desde el finales de agosto de 2011 y hasta junio de 2017, de la gestión de la caza en Amieva estuvo encargada la asociación de cazadores Río Melón, que a mediados del pasado año aprobaba su disolución. Antes, los derechos cinegéticos del concejo estuvieron tutelados por la asociación Sierra de Borde.

La asociación apunta a «irregularidades» de la anterior gestora, disuelta en 2017

La sociedad de cazadores también tiene previsto impugnar la ordenanza municipal a la que dio luz verde el pleno de Amieva, pues «no es posible aprobar la caza en una reserva si ésta no existe».

«No se está cazando»

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Amieva, el alcalde Félix Fernández (Foro) recuerda que las competencias de caza en lo relativo a la creación de la reserva «son del Principado». Fernández confía en que la cuestión «se resuelva lo más rápido posible para evitar lo que pasa ahora, que no se está cazando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos