El certamen de cabra bermeya de Infiesto crece hasta los 170 animales en su segundo año

El público asiste a una de las valoraciones de las reses por parte del jurado. /  FOTOS: ENRIQUE CARBALLEIRA
El público asiste a una de las valoraciones de las reses por parte del jurado. / FOTOS: ENRIQUE CARBALLEIRA

El carnero 'Moro' se proclamó campeón y además fueron 276 las reses que se dieron cita en el 61 Concurso de Ganado Vacuno

ENRIQUE CARBALLEIRAINFIESTO.

El otoño ganadero de Infiesto vivió ayer su primer gran día con la celebración del Concurso Exposición de Ganado Vacuno, en su edición número 61. La jornada resultó animada desde el primer momento, con importante movimiento de público y ganaderos, deseosos de comprobar la calidad de los animales inscritos. La cita se celebró en el recinto de la piscifactoría, adonde el Consistorio decidió hace tres ediciones trasladar este tipo de eventos, con el objetivo de facilitar la llegada de más profesionales, animales y público.

Tanto el edil de Medio Rural, José Antonio Cuevas, como la teniente de alcalde, Patricia Ferrero, participaron activamente en el desarrollo del certamen, coordinando las distintas fases del mismo. El primer edil, Iván Allende, también estuvo presente en la cita, compatibilizando esta atención al mundo ganadero con otros compromisos derivados de la festividad nacional.

Desde primera hora de la mañana las ganaderías participantes ya contaban con sus reses perfectamente ubicadas y acomodadas en las carpas dispuestas por la organización. A partir de ese momento dio comienzo la larga valoración de cada uno de los animales, distribuidos en las categorías y razas que contempla el reglamento del concurso. En cada res se valoran elementos morfológicos, forma de caminar y color. Los exámenes se realizaban en un vallado central, donde durante toda la mañana el público se asomaba para seguir la evolución de los premios.

Finalmente se contó con una participación e 276 cabezas de vacuno, mientras que el concurso de la cabra bermeya se experimentó un aumento de participación con respecto a las previsiones, alcanzándose los 170 animales. Se mejoró sensiblemente la participación del pasado año, cuando se inauguró esta nueva competición de caprino en Infiesto.

La carpa donde se ubicaban las bermeyas también resultó muy visitada durante toda la mañana, puesto que los animales participantes eran dignos de ver por su enorme calidad. Los criadores siguen apostando por esta raza, que también comienza a contar con numerosos adeptos en el concejo piloñés. Finalmente, el gran campeón del certamen fue el macho 'Moro', de la ganadería de María Amalia López Fernández, de la localidad de Oviñana (Cudillero).

En el certamen de vacuno, los premios estuvieron muy repartidos geográficamente, en lo que respecta a los campeones de cada raza, y se fueron para concejos como Piloña, Llanera, Caso, Nava, Cangas de Onís, Villaviciosa, Parres, Colunga y Siero. Eso sí, los sierenses y piloñeses recogieron un mayor número de trofeos.

Desde el Consistorio se volvieron a reiterar los resultados positivos que está teniendo el cambio de recinto y la ubicación de las citas ganaderas en la piscifactoría, donde se sigue notando un incremento importante de profesionales del campo y reses. Las buenas condiciones meteorológicas y la presencia de servicios como el bar, altamente concurrido, facilitan de forma considerable esa llegada de público.

El mundo ganadero vivirá hoy un nuevo día de actividad en Infiesto con la apertura de la Feria de Santa Teresa, una de las más importantes de la comarca. Se espera que cientos de ganaderos centren su atención en las reses que se ofrezcan en la piscifactoría y que, si se continúa en la progresión de estos últimos años, a buen seguro que superarán sobradamente las mil. Para facilitar la llegada de público, durante el fin de semana continúa funcionando el tren turístico, que comunica el centro de Infiesto con los eventos ganaderos.