Cien años que caben en un sello

Un trabajador de la oficina canguesa de Correos pone el matasellos conmemorativo en presencia de Ángel Iglesias. Abajo, la hoja bloque puesta en circulación para celebrar el centenario. /  XUAN CUETO
Un trabajador de la oficina canguesa de Correos pone el matasellos conmemorativo en presencia de Ángel Iglesias. Abajo, la hoja bloque puesta en circulación para celebrar el centenario. / XUAN CUETO

La oficina de Correos de Cangas de Onís registra una intensa actividad al disponer de un matasellos único para celebrar la efemérides El material conmemorativo del centenario de Picos triunfa entre los coleccionistas

L. RAMOSCANGAS DE ONÍS.

«En los sellos está toda nuestra historia y el Parque de la Montaña de Covadonga no podía faltar». Con estas palabras se expresaba ayer el presidente de la Federación Asturiana de Sociedades Filatélicas, Ángel Iglesias, mientras se afanaba en preparar los numerosos sobres que él y sus compañeros elaboraron especialmente para acoger el sello y el matasellos que Correos ha puesto en circulación para conmemorar la efemérides. Y es que el hecho de que en la oficina de Cangas de Onís se encuentre un matasellos de primer día de circulación único hizo que fueran muchos los coleccionistas de toda la región que se acercaron hasta el lugar.

Una intensa actividad que continuará durante los próximos días, pues los amantes de la filatelia podrán utilizar el matasellos sobre los sellos o la hoja bloque conmemorativos hasta el próximo 15 de noviembre. «Hay otros dos, en Barcelona y Madrid, pero lo bonito es tener el de Cangas de Onís, pues forma parte del Parque Nacional de los Picos de Europa», apuntaba Iglesias. E indicaba que con toda seguridad en los próximos días llegarán hasta la oficina canguesa decenas de cartas de coleccionistas de toda España e incluso del extranjero que no pueden acercarse en persona a la ciudad pero desean disponer del matasellos conmemorativo.

Dos de los primeros en acudir a estampar el especial símbolo para añadirlo a su colección fueron Eliseo Gómez Nava y Alberto García Riesco, del Grupo Filatélico Numismático Ovetense. El primero explicó que su debilidad son «los sobres ilustrados que lleven motivos relacionados con Asturias». Además, agregó, su familia es originaria del vecino concejo de Amieva, con lo que en cuanto tuvo conocimiento del material especial que iba a poner en circulación Correos supo que debía hacerse con él. Riesco, por su parte, comenzó hace varios días a trabajar en una de sus principales aficiones, la elaboración de sus propias láminas especiales, esta con diferentes estampas del espacio protegido sobre la que pegó el sello y estampó el matasellos. «Tengo como sesenta diferentes, todas ellas relacionadas con Asturias», indicó.

Desde Lugones, y con numerosos sobres encargados por sus compañeros de la Agrupación de Coleccionistas de Asturias, llegaba Fernando Bles, quien reconocía que «estábamos esperando a que sacaran este material».

En total, explicó Ángel Iglesias, Correos ha puesto en circulación 180.000 hojas bloque con sello que se pueden adquirir en toda España. «Esto supone una enorme promoción de la comarca de los Picos de Europa, pues no solo los coleccionistas españoles conocerán el Parque a través de los sellos, también hay muchos aficionados a la filatelia en el extranjero», explicó.