Cinco escuelas deportivas, en peligro de ser canceladas por falta de alumnos

Pequeños deportistas en la concentración de protesta por la adjudicación de las escuelas deportivas a clubes de fuera del concejo que tuvo lugar en diciembre en la capital llanisca. /  E. C.
Pequeños deportistas en la concentración de protesta por la adjudicación de las escuelas deportivas a clubes de fuera del concejo que tuvo lugar en diciembre en la capital llanisca. / E. C.

El equipo de gobierno llanisco espera por un informe del coordinador de deportes para decidir si rescinden los contratos de judo, baloncesto, fútbol de Posada, atletismo y tenis

LUCÍA RAMOS

Continúa la incertidumbre en torno al futuro de parte de las escuelas deportivas de Llanes. Después de que su adjudicación a clubes y entidades procedentes, en su inmensa mayoría, de fuera del concejo provocase una enorme polémica, la falta de alumnos que sufren algunas de ellas hace peligrar ahora su continuidad. Como ya adelantó EL COMERCIO hace unos días, los problemas que se están registrando en buena parte de las modalidades para alcanzar un número aceptable de inscritos hizo que en el equipo de gobierno se planteasen la posibilidad de tener que rescindir los contratos de las más afectadas. Algo sobre lo que ayer volvía el concejal de Contratación, el popular Juan Carlos Armas, quien aseveró que está a la espera de un informe del coordinador de deportes para tomar una decisión «que no puede pasar del presente mes».

El edil, quien cuenta con tener «el informe definitivo sobre la mesa esta misma semana», indicó que no hay por qué preocuparse por aquellas escuelas deportivas que sí han podido continuar con su actividad de forma normal al contar con los mismos monitores que había antes de la crisis vivida el pasado diciembre. «Los deportes que se estén impartiendo y practicando y que cuenten con gente seguirán», aseveró Armas. Es el caso, por ejemplo, de la escuela de fútbol de la villa, el bádminton, el patinaje y el voley playa.

No sucede lo mismo, sin embargo, con otras cinco modalidades que, pese a que las inscripciones se mantienen abiertas desde el pasdo 15 de diciembre, están a cero o con muy pocos alumnos. Apenas cuatro preinscritos tiene el judo que, además, carece de monitor, al no haber encontrado la empresa adjudicataria a nadie que quisiera hacerse cargo de las lecciones, según pudo saber este diario. Tampoco la modalidad de baloncesto tiene previsiones de llegar a desarrollarse al carecer de niños, como sucede con el tenis, el fútbol de Posada y el atletismo.

El pádel no ha llegado siquiera a adjudicarse al renunciar las dos prime ras empresasLos servicios jurídicos dirán cuánto pagar a los adjudicatarios en caso de suspensión del contrato

En todos estos casos, y según las palabras de Juan Carlos Armas, el final más probable será el de una rescisión de los contratos. «Si no hay personas para dar las clases no tiene sentido tener una adjudicación», señaló, apuntando que «es igual con todo: si no se cumplen los requisitos que pide la licitación hay que cesar la actividad y dejarlo». No se atrevió a fijar un número mínimo de inscritos para evitar el cierre, pues, señaló, «eso dependerá del tipo de deporte y del informe del coordinador».

Gimnasia rítmica

Tampoco pudo confirmar el edil, eso sí, qué tipo de consecuencias económicas tendrían estas cancelaciones para el Ayuntamiento de Llanes. «Se pagará a las empresas lo que digan los servicios jurídicos en base al pliego de condiciones», manifestó, calculando que lo lógico sería abonarles el presente mes, «pues han contratado a gente y han estado disponibles aunque no hubiese alumnos».

En una situació incen intermedia queda otra de las modalidades que antaño contó con más inscritos, la gimnasia rítmica. Del centenar de niñas que estaban apuntadas hasta el pasado diciembre, la escuela deportiva, bajo una nueva dirección, cuenta en la actualidad con apenas una decena, según indicaban recientemente desde la Asociación de Clubes Deportivos de Llanes. El pádel, por su parte, no llegó siquiera a adjudicarse al renunciar las empresas.