Colosal hoguera para la Blanca

Los mozos trasladan la hoguera a hombros por Nueva. / G. F. B.
Los mozos trasladan la hoguera a hombros por Nueva. / G. F. B.

El eucalipto medía 40 metros, pesaba 2.000 kilos y lo habían talado los jóvenes del bando de Nueva de Llanes en los montes de Naves

GUILLERMO FERNÁNDEZLLANES.

Los simpatizantes que en Nueva tiene la Virgen de la Blanca celebraron ayer la víspera del día grande con la plantación de una hoguera de 40 metros y 2.000 kilos de peso que los jóvenes del pueblo habían talado por la mañana en los montes de Naves. A la llegada del eucalipto al puente sobre el río Ereba se escuchó el himno de Asturias interpretado por el gaitero riosellano Álvaro Cueto. A las cinco de la tarde salía la comitiva folclórica desde la plaza del Hospital. Por delante marchaba la banda de Corvera, dirigida por Bras Rodrigo, y más de un centenar de mozos que participaron en el traslado y la plantación. Seguían tres vistosas carrozas diseñadas por un equipo dirigido por Marisa Carrera Artos. La primera simbolizaba una pandereta que en el anverso reflejaba la ermita de la Virgen y en el reverso una frase festiva adornada con margaritas. La segunda reflejaba una gran teja, decorada con la letra del Asturias Patria Querida, en xíriga, y una frase que recordaba que Nueva «es pueblo de teyeros». Y la última, repleta de niños, representaba una ostra con perla, caballitos de mar y globos. Más de un centenar de mozas vestidas de llanisca y acompañadas al tambor por Anuska Gutiérrez cerraban el cortejo. En el puente sobre el río Ereba se volvió a escuchar, un año más, la 'Marcha de Antón el neñu', en homenaje a las personas del bando fallecidas.

Los mozos, con Ferino Molleda, Carlos Valdés, Raúl Alonso y Moisés Fernández en puestos cabeceros, cargaron al hombro la monumental hoguera hasta la plaza de Laverde Ruiz, donde se celebró un festival folclórico. Acompañados a la gaita por Álvaro Cueto y al tambor por Diego Purón, los niños interpretaron el Xiringüelín y el Fandango, y los mayores bailaron el Xiringüelu de Naves y el Pericote. Tras la plantación del eucalipto se repartieron 575 bollos preñaos y otras tantas botellas de vino entre los socios de la fiesta.

Hubo romería amenizada por la banda de gaitas de Corvera y al caer la noche se celebró la tradicional procesión nocturna, que se detuvo en la plaza de Laverde Ruiz, lugar en el que las soprano Marta Iglesias y Natalia Ruisánchez entonaron el Ave María. Al llegar a la iglesia se soltó una descarga de fuegos artificiales y en el interior del templo los vecinos cantaron el Himno de Covadonga y la Salve. Una vez en el exterior se bailó la danza prima y comenzaba la verbena amenizada por Pasito Show y el grupo cántabro Maneras de Vivir.

Temas

Llanes