Las cometas tienen cantera en Caravia

Las cometas celulares triunfaron en el festival de Caravia. /  J. LLACA
Las cometas celulares triunfaron en el festival de Caravia. / J. LLACA

Más de 180 niños volaron sus creaciones en el festival de La Espasa, el único que aún resiste de toda la región

G. P. PRADO.

En la era de los videojuegos y las aplicaciones móviles, los pasatiempos clásicos aún resisten en Caravia. Lo demostraron este fin de semana los más de 180 niños que participaron en la décimo sexta edición del festival de cometas organizado por la Asociación Sierpe en la playa de La Espasa. Tras una primera jornada dedicada a los vuelos de precisión y habilidad, ayer fue el turno de echar a volar las cometas de los más pequeños, creadas en un taller desarrollado desde primera hora. Sin embargo, el momento más esperado por los jóvenes pilotos fue el de la 'cometa mensajero', una especie de piñata que desperdigó desde el cielo peluches y caramelos. Por su parte, el foco de atención de los mayores estuvo en las cometas 'celulares', piezas de tres metros de diámetro que se convirtieron en un «improvisado 'photocall'», contó el presidente de la entidad, Leo Amez. En España, recordó, «ya casi no quedan festivales» y, de hecho, el de Caravia es el único de Asturias. «No es un deporte de masas, pero sí una actividad muy familiar», destacó.