Los concejos con menor tirón turístico de los Picos exigen más promoción

El puesto de información turística de Santillán, en Amieva, permanece cerrado. /  JUAN LLACA
El puesto de información turística de Santillán, en Amieva, permanece cerrado. / JUAN LLACA

Consideran que la inversión se centra en los Lagos, mientras existen carencias en las señales y puntos de información del resto de municipios

G. POMARADA / L. CASTRO BENIA.

Los Picos de Europa tienen potencial turístico más allá de los Lagos de Covadonga. Así lo defienden los concejos menos visitados con territorio en el Parque Nacional, que reclaman desde hace años un mayor esfuerzo en la promoción de sus recursos naturales. Tras el conflicto originado la pasada semana entre Cangas de Onís y el Principado a causa de la subida del billete del plan de transporte a los Lagos, que se saldó con el compromiso de la Consejería de Medio Ambiente de ampliar la apertura de servicios, concejos como Amieva, las Peñamelleras y Cabrales exigen atención para sus territorios.

El primero en dar la voz de alarma sobre la «marginación» que sufren los municipios menos turísticos fue el alcalde amievense, Félix Fernández (Foro), quien entiende que el flujo de visitantes «se focaliza hacia la ruta del Cares y los Lagos», donde «están todos apelotonados y es más fácil manejarlos». «Sabemos que son puntos muy importantes, pero hay gente que quiere ver más que eso», afirma. Una tarea que, dice, no es sencilla para los visitantes pues «no hay señalización, las rutas se limpian tarde mal y nunca y desde hace años no está abierto el punto de información de Santillán», lamenta el alcalde. Fernández es consciente de que Amieva «no puede recibir al grueso de visitantes» pero sí exige una «diversificación» que distribuya los flujos turísticos hacia más puntos. Su petición pasa por «trabajar turísticamente» desde el Parque, pues «redundaría en más pernoctaciones y beneficios para toda la comarca».

En Peñamellera Baja coinciden al señalar las carencias del Parque en su concejo. «No hay nada concreto en nuestro territorio, vivimos del rebufo de los Lagos, la ruta del Cares o Fuente Dé», apunta el alcalde José Manuel Fernández (PP). La cercanía a la vertiente cántabra del Parque, donde el pasado año se celebró el Año Jubilar Lebaniego, «ayudó» en los resultados del sector turístico local, si bien el regidor recuerda que actualmente «la gente no está entrando por la carretera cortada en el Desfiladero de La Hermida».

Desde hace años, insiste el peñamellerano, llevan «peleando para que el certamen del queso y la artesanía de los Picos de Europa sea del Parque Nacional» y se convierta en un «referente» en la agenda del espacio protegido. En cuanto a rutas de montaña, recuerda el primer edil que por el concejo discurre la del Picayo, entre San Esteban de Cuñaba y la zona cántabra de Tresviso. Sin embargo, «no tiene limpieza ni señalización, pasan una vez al año. Tampoco publicitariamente tiene la atención que merece», agrega.

Cambio de modelo

Desde el vecino concejo de Peñamellera Alta, su alcalde, José Antonio Roque (Foro), denuncia que la «promoción íntegra está en la zona de los Lagos». «Los municipios más pequeños somos los que más nos tendríamos que quejar, en Peñamellera Alta no tenemos nada, no hay un solo cartel», critica. La solución, dice, está en «cambiar todo el modelo del Parque, tanto en turismo como en ganadería o fauna salvaje».

Cabrales dispone de dos de los recursos con mayor tirón del espacio protegido por detrás de los Lagos: la ruta del Cares y el funicular de Bulnes. Sin embargo, esta instalación perdió mil visitantes el pasado ejercicio. «No estamos de acuerdo con el precio del billete, con una tarifa más adecuada habría más visitantes», sostiene el alcalde, Francisco González (PP), quien indica que la petición ha sido trasladada al Principado con «caso omiso» por su parte.

El modelo turístico del Parque Nacional de los Picos de Europa y su revisión ya han sido objeto de discusión este 2018 entre los grupos parlamentarios de la Junta. De hecho, en marzo aprobaron una moción encaminada a desestacionalizar la demanda, reorganizar los accesos y apoyar a las empresas de la zona, hasta la fecha sin propuestas materializadas. También el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, actualmente en redacción, aborda la cuestión turística. No obstante, desde ayuntamientos como Amieva o Peñamellera Alta dicen tener «muy pocas esperanzas» en el documento. «Nos jubilaremos todos los alcaldes y no estará hecho», ironiza Roque.

El alcalde de Onís, el socialista José Manuel Abeledo, por su parte, rechazó hacer declaraciones relacionadas con el Parque hasta obtener una respuesta a su solicitud de información para abandonarlo.

 

Fotos

Vídeos