El concurso ganadero de Infiesto crece, con más de trescientas cabezas

El Concurso Exposición de Ganado de Infiesto contó con una gran participación y numeroso público. /  E. C.
El Concurso Exposición de Ganado de Infiesto contó con una gran participación y numeroso público. / E. C.

La maliaya Diamantina Cueli presentó el mejor lote de asturiana de los valles y el cangués Manuel Traviesa venció en asturiana de la montaña

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La capital piloñesa acogió ayer la primera cita ganadera de este otoño con su Concurso Exposición de Ganado, en el recinto de la pisicifactoría, en una jornada que hoy continúa con la gran Feria de Santa Teresa. El concejal de Medio Rural, José Antonio Cuevas, se mostraba satisfecho del buen resultado de este certamen, especialmente tras el cambio de ubicación del recinto, pues, según indicó, todo apunta a que la nueva zona de la piscifactoría está haciendo crecer esta tradicional cita ganadera. De hecho, y como ayer destacó el propio edil, «este año acuden muchas más reses y ganaderías y el recinto permite, además, crecer en categorías».

Las condiciones meteorológicas también ayudaron a que la asistencia de público fuese masiva a este concurso donde se dan cita las mejores reses, en las distintas categorías. Desde primera hora de la mañana los miembros del jurado procedieron a la evaluación de los animales, centrándose en aspectos como su cornamenta, su forma de caminar o el color.

En el certamen de este año se contó con una participación de 315 reses, un número muy superior al de citas anteriores. Otra novedad fue la participación de la raza parda de la montaña. Eso en cuanto a ganado vacuno, porque el recinto también acogió en esta 60 edición el I Concurso de Cabra Bermeya, con la participación de diez ganaderías y 140 ejemplares.

En el campeonato de parda de la montaña, el mejor lote de establo fue el de Francisco Javier Coviella, de Nava. El campeón resultó el toro 'Tuno', de Carlos Manjón Fernández, de Colunga, quien también se llevó el premio de mejor hembra con la res 'Ébola'. La mejor ternera fue 'Reina', de María Ángela Traviesa, llegada desde Cangas de Onís.

En la categoría de asturiana de los valles, el lote más apreciado fue el de Diamantina Cueli, de Villaviciosa. El mejor macho fue 'Tizón', de la finca piloñesa de La Afayaíza, mientras que la mejor ternera correspondió de nuevo a una res de Diamantina Cueli, 'Anaís'. La mejor hembra fue 'Pantoja', del piloñés Diego Fernández.

En asturiana de los valles doble grupa el mejor lote fue el del piloñés José Luis Fernández, y el premio al mejor macho correspondió a 'More', de Avelino Coto, procedente de Llanera. La mejor ternera fue 'Navarra', de Aránzazu Meana, de Villaviciosa, y la mejor hembra, 'Zara II', de José Luis Ferrnández.

En asturiana de la montaña el premio al mejor lote se lo llevó a casa Manuel Traviesa, de Cangas de Onís. Venció en machos 'Parráu', del mismo ganadero, quien también se hizo con el premio de hembras gracias a la res 'Guindina'. El premio en terneras correspondió en este caso a 'Pasota', de la también canguesa Covadonga Traviesa.

Finalmente, el primer concurso centrado en la cabra bermeya contó igualmente con una gran participación que se tradujo en los premios más destacados para los ganaderos José Manuel Vallina, María Amalia López, Paulino Alonso, Pablo Fernández, Carlos Vega, Cesárea Hevia y Ernesto Peri.

En el evento celebrado ayer en Infiesto también se procedió a entregar el reconocimiento de Paisana y Paisano del Año, que correspondió a la cocinera y hostelera Maruja Óvana y al cartero jubilado Constante González.

 

Fotos

Vídeos