La Cooperativa Riosellana del Taxi llevará a clase a las tres niñas sin transporte escolar

Padres de las menores afectadas ante el IES Avelina Cerra. /  CUETO
Padres de las menores afectadas ante el IES Avelina Cerra. / CUETO

El Principado ha licitado por segunda vez la ruta de Linares, Abéu y San Pedro, que al quedar desierta había dejado a las menores sin bus

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

Las protestas familiares y las reclamaciones municipales han dado su fruto y el Principado ha licitado por segunda vez la ruta de transporte escolar que debe dar servicio a las tres alumnas del IES Avelina Cerra de Ribadesella que se habían quedado sin esa prestación. El Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) convocaba esta semana una segunda licitación por vía de urgencia para cubrir la ruta entre Linares, Abéu y San Pedro lo más rápidamente posible.

La mediación municipal entre ambas partes y la Cooperativa Riosellana del Taxi abre las puertas a la solución definitiva del conflicto a partir de esta misma semana. «La Cooperativa se ha presentado a una licitación que tiene dos días de plazo para recibir ofertas y está dispuesta a aceptar la ruta en cuanto esta se resuelva para que el viernes pueda estar adjudicada y pueda retomarse este transporte», explicó el alcalde, Ramón Canal. Así que si todo se desarrolla por la vía de la normalidad, este viernes se reanudará el servicio.

Para el regidor, tanto la Consejería como el Consorcio «obraron correctamente, como debían hacerlo», licitando la ruta en los precios establecidos. El problema es que en una primera instancia se quedó desierta. A partir de ahí se ofreció una beca individual a cada una de las tres familias, pero estas se negaron a aceptar la ayuda y reclamaron unos derechos que ahora serán respetados tras la segunda licitación del servicio.

Ramón Canal lamentó que el grupo municipal de Pueblu haya «utilizado políticamente» este conflicto «cuando saben perfectamente que el Ayuntamiento no tiene ninguna competencia» sobre el mismo. Por ese motivo, ante las acusaciones de «tibieza», el alcalde les respondió con una solución consensuada con los actores principales del problema. «Lo que no era solución es la que ellos proponían, que el Ayuntamiento asumiese el transporte de estos alumnos. Eso sería una inconsciencia total y absoluta, porque no sé si pretendían hacerlo con la furgoneta de obras o de qué manera. Esto es algo un poco más serio, con el transporte escolar no se juega», respondió Canal.