Coya abre los carnavales con artistas de todas las épocas

Participantes en el concurso de disfraces de Coya. /  FOTOS: NEL ACEBAL
Participantes en el concurso de disfraces de Coya. / FOTOS: NEL ACEBAL

La localidad piloñesa dotó a su fiesta de una temática musical en la que no faltaron las Spice Girls, Melendi o Martirio

ENRIQUE CARBALLEIRA

Los vecinos de la localidad piloñesa de Coya fueron ayer los primeros de la comarca en dar el pistoletazo de salida a las celebraciones de antroxu. Lo hicieron con una fiesta que resultó sumamente animada y en la que no se premia solamente la destreza a la hora de crear los disfraces y lucirlos. En el carnaval de Coya, que se desarrolla bajo temáticas concretas, las actuaciones de los participantes resultan igualmente fundamentales a la hora de llevarse alguno de los premios.

La cita se organiza bajo la tutela del colectivo Roblón, siempre apostando por animar y llenar de citas el centro social de esta pequeña localidad. Si el pasado año se buscó el ambiente cinematográfico, con disfraces y representaciones que reflejasen escenas y protagonistas de las grandes producciones, este año se decidió apostar por la música y por la temática relacionada con el programa de televisión 'Tu cara me suena'.

Desde las seis de la tarde fueron los más pequeños los que tomaron el protagonismo para abrir la fiesta y el concurso. Durante algo más de una hora se sucedieron las actuaciones buscando representar con fidelidad a los mitos musicales. Concluida esta fase, los mayores se subieron al escenario para seguir dándolo todo, ante los ojos examinadores del jurado. Tras la oportuna deliberación, los tres mejores clasificados en el apartado infantil fueron, por este orden, Break Dance, Spice Girls y Melendi. En el apartado de adultos se clasificaron, copando los mejores puestos, Martirio, seguida por Rodrigo Cuevas y King África. Eso sí, el jurado decidió en este caso otorgar un premio especial para Enrique y Ana. Los premios en esta categoría fueron de 100 euros para el ganador, 80 para el segundo y 50 para el tercero.

Tras el concurso se degustó una cena 'de traje' y se bailó con la música de Marghy hasta avanzada la noche. Los organizadores se mostraron satisfechos con esta nueva cita festiva, especialmente por la buena respuesta vecinal.