Cuarenta ganaderías participan este domingo en el concurso de la playa de Ribadesella

El pasado año se reunieron 48 ganaderías en Ribadesella. /  G. P.
El pasado año se reunieron 48 ganaderías en Ribadesella. / G. P.

Hay unas doscientas cabezas de ganado inscritas, en su mayoría de raza Asturiana de los Valles, según explica el concejal Luis Fuentes

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

Este domingo, 15 de septiembre, se celebra en la villa riosellana uno de los eventos agropecuarios más antiguos de Asturias. Se trata del Concurso-Exposición de Ganado Selecto Playa de Ribadesella que este año alcanza ya su edición número 97. A las puertas de convertirse en un certamen centenario, en esta ocasión la cita experimentará diversos cambios.

Por un lado, y debido a la escasa inscripción, con menos de cuarenta reses, la raza frisona se ha quedado fuera de concurso, por lo que solo se contará con la presencia de las dos únicas razas autóctonas. «Tenemos doscientas cabezas de ganado inscritas, de las cuales el 40% son de la raza Asturiana de la Montaña y el 60% restante, de Asturiana de los Valles», explicaba ayer el concejal riosellano de Medio Rural, Luis Fuentes (Ciudadanos). En total, agregó, serán cuarenta las ganaderías que se den cita en el recinto ferial.

La mayor parte de esos rebaños proceden de los concejos de la comarca oriental -Llanes, Cangas de Onís, Parres y la propia Ribadesella-, aunque también se desplazarán explotaciones desde otros puntos de la región, como Villaviciosa, Siero, Oviedo y Gozón, entre otros. Todas ellas competirán por los 4.800 euros que el Ayuntamiento repartirá en premios.

La raza frisona queda fuera de concurso por la baja inscripción, con menos de 40 ejemplares

Recuperar la frisona

Las intenciones del equipo de gobierno pasan por recuperar la presencia de la raza frisona para futuras ediciones. «Antes de fin de año mantendré una reunión con todos los ganaderos para mejorar el certamen y planificar ese próximo centenario, en el que no deben faltar las explotaciones lecheras del municipio», indicó Fuentes. Ribadesella, recalcó, aún cuenta con establos de frisonas en los pueblos de Cueves del Agua, Collera, Meluerda, San Miguel de Uciu y Tezangos, entre otros.

El concurso se celebrará, como viene sucediendo en los últimos años, en el aparcamiento de la playa de Santa Marina de la capital riosellana, y allí seguirá en las próximas ediciones. De cara al futuro, «ya veremos si hay otras zonas posibles, pero de momento seguirá en ese lugar», manifestó Luis Fuentes.