El cuatripartito pide «respuestas» sobre el 'caso Fombella'

L. RAMOS

«Respuestas». Es lo que ayer exigieron el alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), y la concejala de Personal, Priscila Alonso (IU), a la exalcaldesa llanisca y diputada en la Junta General, la socialista Dolores Álvarez Campillo, quien hoy declarará ante el juez instructor de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ángel Aznárez, por el 'caso Fombella'. El magistrado se hizo cargo de la instrucción después de que la jueza de Llanes se inhibiese a su favor al tener Álvarez Campillo la condición de aforada. «Te puedes equivocar a veces, pero cuando las equivocaciones conllevan consecuencias tan fuertes económicamente para un concejo, por lo menos necesitamos explicaciones, necesitamos gente responsable», manifestó Alonso. Lo hizo en referencia a la indemnización de 19 millones de euros que la propiedad del hotel Kaype reclama al Ayuntamiento tras la demolición de su zona ampliada. Algo que desde el cuatripartito relacionan directamente con el 'caso Fombella', pues fue precisamente Javier Fombella -contratado para tres meses que terminaría pasando facturas durante nueve años por valor de más de 450.000 euros- quien «firmó en 2012, en dos días, el informe de agrupación de fincas» que finalmente derivaría en la ilegalización de las licencias y el consiguiente derribo, según recordó Riestra.