Los cuatro ediles riosellanos liberados proponen cobrar más de 116.000 euros

PSOE y Ciudadanos pretenden incluir al popular Paulo García en la junta de gobierno como cuarto teniente de alcalde

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

Las retribuciones a los altos cargos del Ayuntamiento de Ribadesella subirán en esta legislatura hasta los 116.514 euros si así lo aprueba la corporación en el pleno convocado para hoy. Esta es la propuesta de salario bruto anual presentada por la coalición de PSOE y Ciudadanos para sus cuatro ediles liberados. Teniendo en cuenta que el gasto anterior rondaba los 102.000 euros, la subida está situada en torno al 12%. La mayor retribución le corresponderá, según esta propuesta, al alcalde. El socialista Ramón Canal quedaría liberado con dedicación exclusiva y un salario bruto anual de 47.878 euros distribuidos en catorce pagas de 3.419 euros cada una, 857 euros menos mensuales que en su puesto anterior en la Administración pública. También quedará liberado con dedicación exclusiva y una retribución anual de 44.636 euros el tercer teniente alcalde, José Luis Díaz Bermúdez. Este asumiría las competencias de Proyectos, Obras y Servicios, Tráfico, Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Educación y Turismo.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, el edil de Ciudadanos Luis Fuentes, quedaría liberado de forma parcial al 40% con un salario anual de 10.000 euros, manteniendo su actividad profesional en el parque de Bomberos de Llanes. Asumiría también las competencias de Deportes, Participación Ciudadana, Medio Ambiente, Medio Rural, Coordinación con los Alcaldes Pedáneos, Sanidad y Consumo.

El cuarto edil a liberar, también de forma parcial pero al 50%, será la concejala socialista Cristina Cerra, con una retribución de 14.000 euros, con las competencias de Economía y Hacienda, Cultura y Juventud. La única concejala no liberada del equipo de Gobierno, Ana Belén Fernández, se encargará de las competencias de Bienestar Social, Igualdad, Mayores, Empleo y Festejos.

Ramón Canal se reservará las concejalías de Secretaría General, Intervención Municipal, Jefatura Superior de la Policía Local, Organización, Régimen Interior, Personal, Urbanismo y Vivienda, Promoción Empresarial y Comercio «y cualquier otra que no esté incluida en las anteriores».

Críticas de la oposición

Para sacar adelante su propuesta, PSOE y Ciudadanos han hablado con todos los grupos municipales, pero es con el PP con quien el entendimiento está más cerca. De hecho, están dispuestos a incluir al portavoz Paulo García en la Junta Local de Gobierno con el rango de cuarto teniente de alcalde. «No lo hacen porque les apetezca mucho, pero sí por responsabilidad, para desbloquear y poder dar un mínimo de gobernabilidad al Ayuntamiento», explicó Canal. De este modo la Junta de Gobierno pasaría a quedar integrada por tres concejales socialistas, uno de Ciudadanos y el edil conservador, si acepta.

Sin embargo, el PP sigue sin darle el visto bueno a la propuesta. Antes quieren aclarar algunos temas que les preocupan y rebajar el capítulo de retribuciones. También los concejales de Pueblu pedirán una rebaja salarial. Según explicó Ricardo Cangas, su formación está abierta a aceptar un gasto anual en salarios en torno a los 107.000 euros, coste al que habría que añadir el gasto correspondiente a la Seguridad Social que debe asumir el Ayuntamiento. «Lo que no entendemos es que, por ejemplo, Luis Fuentes pretenda hacer lo mismo con una disponibilidad del 40% que cuando se planteaba su liberación exclusiva», afirmó Cangas. Y tampoco considera lógico que «el 80% de los salarios estén concentrados en solo dos personas». Por ese motivo, Pueblu pidió un «reparto equitativo» de las retribuciones «para que se puedan hacer más cosas».