Cuatro puentes y 17 escolleras para mejorar el acceso al pueblo de Llonín

Hinca de raíles en el tramo de la PA-2 afectado por el temporal, donde se levantará un muro de contención. /  FOTOS: NEL ACEBAL
Hinca de raíles en el tramo de la PA-2 afectado por el temporal, donde se levantará un muro de contención. / FOTOS: NEL ACEBAL

La inversión en la carretera será «de casi un millón de euros por kilómetro», destacan desde la Consejería de Infraestructuras

GLORIA POMARADA

Tuvieron que esperar, pero tras años de insistencia la petición del medio centenar de vecinos de la localidad de Llonín, en Peñamellera Alta, se ha visto atendida. La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente presentaba ayer en el pueblo el proyecto de reforma de la principal carretera de acceso, un vial de 1,6 kilómetros plagado de baches y con tramos tan estrechos que dificultan el cruce de los vehículos. También el último temporal ha causado estragos en el vial, donde se efectúan ya unas obras de emergencia para reparar el socavón provocado por las intensas lluvias.

Por su parte, la intervención global en la PA-2 tendrá que aguardar aún varios meses. El consejero Fernando Lastra, junto con el viceconsejero Benigno Fernández Fano y el director general de Infraestructuras José María Pertierra, explicaron ayer ante la veintena de vecinos reunidos en las antiguas escuelas que el proceso de licitación está en marcha y la mesa de contratación se reunirá el próximo día 21. Su idea es que los trabajos estén adjudicados «a principios de verano», para dar inicio a continuación a unas obras que se prolongarán durante 24 meses. «Los plazos dependerán también del invierno que nos toque», apuntaron los responsables de la Consejería, que no descartan que la fecha de finalización se adelante a 2020.

En cuanto a las actuaciones, consistirán en la construcción de hasta diecisiete escolleras, algunas de doce metros de altura, así como en la sustitución de los cuatro puentes sobre los ríos Rubia, Los Puntíos, Laxaya y Lafuente y el ensanchamiento de la calzada hasta los 5,5 metros. El proyecto incluye además la renovación de la red de drenaje y el asfaltado del vial. La inversión es otro de los grandes números que deja la obra. Con un presupuesto base de 1.683.837,82 euros para un tramo de 1.600 metros, los trabajos supondrán «casi un millón por kilómetro», indicó Pertierra. También Lastra destacó que se trata de un proyecto con un «coste muy elevado», pero que servirá para que Llonín tenga «una carretera adecuada y segura». A cambio, los vecinos deberán convivir con cortes en la PA-2, durante los cuales se establecerán recorridos alternativos a través de una pista. A esa molestia respondieron los habitantes reclamando que los cierres no se prolonguen durante toda la jornada.

«Es un día especial para Llonín, el consejero no nos falló», agradeció el alcalde José Antonio Roque (Foro), al que también mostró su gratitud el vecindario con uno de los múltiples aplausos que se llevaron los representantes políticos durante el acto.

 

Fotos

Vídeos