Denuncian daños «de 80.000 euros» por el jabalí en una ganadería de Luces

Granda muestra el forraje que teme perder por putrefacción. /  ACEBAL
Granda muestra el forraje que teme perder por putrefacción. / ACEBAL

Un joven ganadero dice que los suidos han destrozado «veinte hectáreas» de su cosecha de maíz forrajero en apenas dos meses

G. P. / N. A. COLUNGA.

El joven ganadero Ricardo Granda, de Luces, se ha encontrado en los últimos dos meses con unos visitantes inesperados en sus fincas. Hasta una docena de jabalíes dice haber contado mientras 'fozaban' su plantación de maíz forrajero. El resultado es que de las «23 hectáreas» plantadas en primavera, quedan hoy una mínima parte, apunta. «Comió más de veinte», indica Granda, de 22 años. Una vez destrozado el cultivo, continúa, los suidos se centraron en el forraje que guardaba como reserva. «Era lo que tenía hasta otoño», lamenta. Además, con la rotura de la lona el maíz restante «se está pudriendo». La solución que explora ahora para alimentar a sus 170 vacas frisonas es adquirir el alimento fuera de Asturias, lo que supone un gasto de «entre 70.000 y 80.000 euros», dice.

Este profesional de la Ganadería El Llosón denuncia que ha notificado los daños en el coto de caza de Colunga, pero «no me lo quisieron coger». La vía que estudia ahora es la demanda judicial, para lo cual cuenta con la colaboración de la Asociación de Ganaderos de Piloña.