La descarga de maquinaria y un camión colapsan la autovía en Ribadesella

Colapso provocado en la A-8 a la altura de Llovio por un camión y la maquinaria de las obras. /  NEL ACEBAL
Colapso provocado en la A-8 a la altura de Llovio por un camión y la maquinaria de las obras. / NEL ACEBAL

La coincidencia de los vehículos pesados a la altura de Llovio obligó a desviar parte de la circulación de la A-8 por la nacional 632

J. GARCÍARIBADESELLA.

El paso por la autovía del Cantábrico de un transporte especial cargado con una tubería monumental y la descarga de nueva maquinaria para el equipo que está trabajando en la mejora del firme de la A-8 a la altura del enlace de Lloviu, en Ribadesella, generaron en la tarde de ayer un caos circulatorio. Muchos de los vehículos pesados que circulaban por la zona tuvieron que ser desviados por la N-632, congestionando el tráfico en esta carretera, con largas colas y retenciones. La Guardia Civil en la autovía y la Policía Local en la villa de Ribadesella se encargaron de recuperar la fluidez del tráfico, restablecida en la mista tarde. La A-8 se encuentra en obras desde el pasado mayo, lo que también está provocando cortes puntuales de carriles para facilitar los trabajos.