El Descenso del Sella obligará a restringir el tráfico entre Llovio y Arriondas

R. O.RIBADESELLA.

La celebración del Descenso Internacional del Sella el próximo sábado 3 de agosto obligará un año más a aplicar restricciones de circulación. El mismo día de la prueba, desde las 9 horas hasta su finalización, se limitará el tráfico entre Arriondas y Llovio. Además, esa misma jornada la N-634 entre Llovio y Lieres y la N-625 entre Cangas de Onís y El Portazgo permanecerán cerradas desde las 7 horas a las 24 h a vehículos pesados, indican desde la Jefatura Provincial de Tráfico. En la villa de Arriondas, las restricciones se realizarán en función de la ocupación en la localidad, hasta que se normalice la circulación.

Por su parte, los usuarios de la A-8, en ambos sentidos y con destino a Picos de Europa, deberán utilizar la salida 300 para tomar la AS-263 hasta Posada de Llanes, donde se incorporarán a la AS-115 hasta el Alto de la Robellada. Los vehículos que se dirijan desde el centro a Cangas de Onís, Covadonga y Arriondas podrán utilizar la salida 14 de la A-64 en Lieres para continuar por la N-634.

Algunas de las disposiciones circulatorias se prolongarán al domingo 4, por ejemplo en la N-632 de Bones a Ribadesella, que permanecerá cerrada de 8 a 17 horas desde la glorieta de La Arada. Sólo se permitirá la salida desde Ribadesella en dirección Gijón. La AS-263, en el mismo horario, quedará restringida desde el punto limpio en dirección al casco urbano. Además, en función de la densidad del tráfico rodado, se podrá restringir el paso en los accesos a Ribadesella desde las 16 horas del viernes día 2 y desde las 8 horas del domingo día 4.