Dina Khreino pone voz a la atracción por las cumbres

Dina Khreino, ayer, en Infiesto antes de la proyección. / E. CARBALLEIRA
Dina Khreino, ayer, en Infiesto antes de la proyección. / E. CARBALLEIRA

La élite mundial de la escalada habla de sus motivaciones en el Mejor Documental de Montaña del Memorial María Luisa | Numeroso público asistió a la proyección de 'Fine lunes', preludio a la inauguración, hoy, de la exposición con las fotos ganadoras del certamen

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La élite mundial de la escalada habló ayer en la voz y las imágenes de la cineasta Dina Khreino, en la proyección protagonista del Memorial María Luisa Film Fest, que estos días se desarrolla en la Casa de Cultura Marqués de Vistalegre de Infiesto. Nombres de la talla de Alex Honnold, Reinhold Messner, Lynn Hill, Jimmy Chin, Tommy Caldwell, Steph Davis, Adam Ondra y David Lama, entre otros, explican en 'Fine lines' sus razones personales y cómo, pese al peligro y las incomodidades, apuestan por las alturas como su forma de vida. En total son veinte nombres que ya han dejado huella en la escalada mundial, «un plantel de especialistas que es muy difícil de agrupar explicando sus motivaciones, y Dina lo ha conseguido», señalaron desde la organización.

La directora contaba con experiencia cinematográfica pero contemplaba el mundo de la escalada de forma lejana, quizás sin entender las razones que llevan a estas personas a emprender este tipo de arriesgadas aventuras. «Mi principal motivación estuvo en comprender la razón por la que estos atletas asumían unos riesgos tan altos para sus vidas. Quería entender sus motivaciones emocionales y sus procesos mentales. Fue un auténtico reto personal», explicó Dina.

La directora recuerda que cuando comenzó a preparar el proyecto «no tenía en mente que fuesen estos veinte atletas de la montaña los que participasen en el mismo y al final fueron tres años de trabajo, pero en un proceso muy natural, casi orgánico. También las entrevistas eran coloquiales, nada formales, hablábamos como si lo hiciésemos entre amigos, olvidándonos de las cámaras y del resto del equipo».

En relación a los motivos finales que llevan a estas personas a asumir estos riesgos y a dedicar su vida a la escalada de cumbres, Khreino afirma que aprendió que «los humanos estamos siempre persiguiendo aquello que nos hace sentir bien, cualquier cosa, tanto en el plano emocional como físico y entendí que la pasión conlleva también dificultad y ambas cosas juntas hacen que valga la pena vivir. Eso era algo que ya sabía, pero resultó importante escucharlo de personas que eran tan diferentes a mi, porque me percaté de que no estábamos tan alejados y me sentí conectada con estos escaladores», aseveró

La realizadora recordó cómo comenzó a trabajar en el proyecto, teniendo en cuenta que no era alguien relacionado con el mundo de la escalada. Así, decidió hacer lo más sencillo: redactó correos electrónicos explicando un breve resumen de su proyecto y los envió a estos grandes nombres de la montaña. «No sabía qué iba a ocurrir, si los recibirían o si me contestarían», reconoció.

Pero pronto se despejó la incógnita y la respuesta fue muy positiva. «Recibieron muy bien el proyecto y se involucraron en las entrevistas, me recibieron como un amiga», añadió Dina, quien expresó la sensación de cercanía que le produjo la familia de la escalada, ya que «son un grupo de gente muy abierta, muy auténtica, real... Te acogen como uno más».

Para Khreino la realización de este documental «constituye un viaje, una aventura que no acaba en la grabación, sino que se prolonga también en estos encuentros que establezco con el público y conociendo gente como los organizadores del Memorial María Luisa», apuntó.

En el documental aparece el deportista, David Lama, fallecido recientemente en un accidente de escalada, junto con varios compañeros. A raíz de esta triste noticia, la directora decidió añadir un pequeño homenaje al comienzo de la película.

Khreino se animó a participar en el María Luisa porque conocía el certamen y compartía sus valores entorno a la naturaleza y la montaña. Tras conocer Asturias se ha mostrado encantada con el paisaje y sus gentes, tanto que promete realizar una nueva visita este mismo verano.