Documental y visitas guiadas para promocionar la ejemplaridad de Moru

El próximo viernes se presenta en Ribadesella la candidatura a Pueblo Ejemplar y se estrena el documental del cineasta Pablo Casanueva

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La candidatura de la Asociación Cultural Iglesia de Moru al Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2018 ya tiene fecha y hora de salida. Será el viernes 20 de julio, a las siete de la tarde, en la Casa de Cultura de Ribadesella. Ese día, durante la presentación oficial, se dará a conocer el número total de avales recabados por el Ayuntamiento de Ribadesella como promotor de la propuesta y se estrenará el documental realizado por Pablo Casanueva para la ocasión. Un trabajo muy especial para el cineasta local, dada su vinculación personal con la parroquia de San Salvador de Moru. A su vez, también se organizarán visitas guiadas especiales al templo ubicado en Nocéu durante los días 20, 21 y 22 de julio, a las cinco de la tarde.

Esta candidatura pretende ser el espaldarazo definitivo a diez años de trabajo perseverante y voluntarioso de sus parroquianos, dirigido única y exclusivamente a la rehabilitación de una iglesia que solo conservaba sus cuatro paredes laterales. Durante este tiempo, en diferentes fases, se reconstruyó la cubierta y se restauraron las pinturas murales del siglo XVI que atesora en la capilla de su altar mayor. Este año, gracias a las ayudas prometidas por el Ayuntamiento y la Consejería de Cultura, se dará por concluida esa restauración. Algo que podría coincidir con el fallo del Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2018.

Pero esa empresa no será fácil. Esta asociación ya optó al prestigioso galardón en el año 2012. En aquella ocasión lo hizo de la mano de la Asociación Cultural Amigos de Ribadesella (ACAR), que intervino como promotora de la candidatura, pero el premio se fue para Güeñu, en Ribera de Arriba. El fallo de este año se conocerá entrado el otoño. Si lo gana la Asociación Cultural Iglesia de Moru, será motivo de alegría en todo el concejo de Ribadesella, pero en especial en las nueve aldeas que forman parte de su parroquia: Calabrez, Cueves, El Carmen, La Granda, Nocéu, Omedina, Sardéu, Sotu y Tresmonte.

Teniendo en cuenta que el premio está dotado con 25.000 euros, ese dinero podría dirigirse a la rehabilitación de la antigua escuela de Nocéu, situada en el mismo paraje donde se levanta, majestuosa y grandilocuente, la iglesia de San Salvador de Moru. Ese es el próximo objetivo de la asociación. Si así ocurre, su 'campaneru' oficial, José Antonio Martínez Somoano, repicará sus campanas hasta la extenuación, para que se escuchen por todo el estuario del Sella y la sierra de Moru tal y como ocurrió el 21 de abril pasado durante su participación en el repique simultáneo europeo, con el que se buscaba la declaración de esta práctica manual como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos