Los ecologistas temen que la investigación minera de Piloña encubra 'fracking'

G. P. INFIESTO.

El proyecto de investigación minera autorizado por el Principado en la localidad piloñesa de Cardes genera dudas entre la Coordinadora Ecologista, que teme que se trate de una iniciativa encubierta de 'fracking'. Ayer mismo el Boletín Oficial (BOPA) publicaba el otorgamiento de permisos de investigación, una decisión que los ecologistas censuran por «hipotecar» los terrenos y no tener en cuenta las alegaciones presentadas. «Se habían presentado en el año 2014 por el impacto que supone para el concejo al verse afectado 420.000 metros cuadrados en la búsqueda de recursos minerales», afean. Indican, además, lo «extraño» de autorizar la actividad minera «para buscar un recurso minero tan habitual como el feldespato en una superficie tan grande, por lo que entendemos que detrás hay otros proyectos de investigación de otros recursos que no se han querido reconocer». Esa intención oculta señalada por la Coordinadora sería el 'fracking'. «En la propia autorización se reconoce la posibilidad que la zona coincida con la búsqueda de hidrocarburos, lo que permitiría reconocimiento de una zona amplia antes de su aprovechamiento por la fractura hidráulica», dicen. Las canteras de feldespato, insisten, están «paralizadas por falta de demanda» y en Piloña ya existen otras dos, las de Beloncio y San Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos