La edil de Cultura defiende al abogado consistorial llanisco

L. RAMOS LLANES.

La concejala de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Llanes, Marisa Elviro, salió ayer en defensa del abogado consistorial, a quien los cinco miembros del comité de empresa acusaron en un escrito dirigido a Alcaldía de mostrar «una total y absoluta falta de humanidad» hacia una trabajadora que sufrió un grave problema familiar el año pasado. Un escrito por el que se les incoó un expediente disciplinario que finalizó hace unos días con una resolución de sanción de suspensión de empleo y sueldo durante cinco días para todos ellos. Algo con lo que este viernes se mostraron sumamente críticos desde la sección sindical de la UGT en el Consistorio llanisco.

Ayer, Elviro quiso responder a las palabras de los sindicalistas, a quienes incluso acusó de llevar a cabo «una estrategia de acoso a ciertos altos funcionarios municipales». La edil, presente durante la conversación a la que el comité de empresa aludió en su escrito, aseveró que «el abogado consistorial trató con toda consideración, respeto y sensibilidad el caso de la trabajadora afectada por la desaparición de su marido, siendo absolutamente falso que insinuase ningún motivo espurio para solicitar el permiso y mostrándose en todo momento colaborador y atento».

Elviro aludió, asimismo, a que tras la comparecencia pública de los representantes de la UGT de este viernes podría estar el hecho de que el abogado consistorial fuese el instructor de otro expediente sancionador abierto contra el presidente de la junta de personal del Ayuntamiento, que concluyó con la suspensión de sus funciones durante siete meses. «Lo tienen en el objetivo, en un claro caso de acoso», agregó la concejala.