El Esmerillón plantea habilitar un nuevo centro de alevinaje en el río Color

G. P. ARRIONDAS.

La Sociedad de Pescadores El Esmerillón daba ayer el primer paso para habilitar un nuevo centro de alevinaje en la piscifactoría de la localidad piloñesa de La Piñera, actualmente en desuso. El presidente de la entidad, Antón Caldevilla, se reunía con los propietarios para negociar la gestión de la instalación, que la sociedad de pescadores prevé destinar a la cría de «entre 150.000 y 200.000 alevines», en función de las obras que se acometan en el recinto. Una de las opciones que barajan pasa por especializar los centros -ya disponen de uno en Parres- y «tener en uno salmón y en otro reo y trucha», explicó Caldevilla, quien indicó, además, que la mejor calidad del agua se encuentra en el río Color.

La decisión final y aprobación del proyecto debe ser refrendada por los socios de El Esmerillón, que celebrarán una asamblea el sábado, a las 19 horas, en Arriondas. Si el resultado es positivo, la iniciativa requerirá de una subida de la cuota, explicó el presidente. La previsión es que el proyecto esté en marcha «en 2019».