El Estado asume la rehabilitación de San Antolín sin aclarar su titularidad

Monasterio de San Antolín de Bedón, en Llanes, que el Estado plantea rehabilitar. /  NEL ACEBAL
Monasterio de San Antolín de Bedón, en Llanes, que el Estado plantea rehabilitar. / NEL ACEBAL

Los presupuestos generales contemplan una partida para elaborar el proyecto de arreglos y prevén más inversión de cara a 2020

GLORIA POMARADA LLANES.

El templo llanisco de San Antolín de Bedón entra en la agenda del Estado a través de los presupuestos generales para 2019. Las cuentas del Ejecutivo de Pedro Sánchez incluyen una partida específica para elaborar un proyecto de rehabilitación en el patrimonio románico de Asturias, en la que se consignan 60.000 euros a repartir entre el monasterio de Llanes y Santa María de Obona, en Tineo. A esa cuantía para elaborar el estudio se añade la previsión de destinar a ambos bienes 440.000 euros en 2020.

De salir adelante las cuentas socialistas en el Congreso, el templo benedictino románico caería en la paradoja de contar con presupuesto estatal asignado sin estar aclarada la titularidad pública del bien. Los últimos pasos dados desde Asturias en este sentido datan de finales de junio, cuando los grupos de la Junta General aprobaron por unanimidad una proposición no de ley en la que instan a Principado y Gobierno nacional a abrir una nueva vía administrativa para reclamar esa titularidad pública, anulando un expediente de 1996. La estrategia fue propuesta por Podemos, que señaló que el templo fue desinscrito del inventario general de bienes del Estado durante la etapa de Aznar. También el pasado año, Foro había dado los primeros pasos para incluir la rehabilitación de la iglesia en las cuentas del Estado, con una partida de 500.000 euros compartida con Santa María de Obona.

El paso del tiempo ha sumido al Bien de Interés Cultural en un progresivo deterioro. El pasado año en la cubierta de la iglesia llegó a crecer un pino y los permisos para ejecutar las obras acabaron en los tribunales. Finalmente, el juzgado de lo contencioso-administrativo número 6 de Oviedo permitía a la propiedad ejecutar las tareas de mantenimiento en el tejado. También en 2018, el templo recuperaba las visitas abiertas al público durante el verano. Este año los recorridos guiados están pendientes de reanudarse y la intención expresada en noviembre por el consejero de Cultura, Genaro Alonso, pasa incluso por ampliar la temporada.

Las cuentas incluyen mejoras en el Parador cangués, ubicado en San Pedro de Villanueva La reparación de la A-8, la travesía de Panes y el Desfiladero siguen en proyecto este 2019

El de Llanes no es el único monasterio de la comarca oriental contemplado en el proyecto presupuestario, en el que entra San Pedro de Villanueva, en Cangas de Onís, donde se ubica el Parador. A la remodelación y mejora de las instalaciones turísticas consigna el Estado 660.000 euros.

No obstante, el mayor esfuerzo inversor del Gobierno central en este ejercicio se concentra en las carreteras, principalmente a través de proyectos ya lanzados durante la pasada legislatura. Es el caso de la reparación del firme en la A-8 entre Colunga y Llanes, una obra a la que Fomento consigna 2,3 millones para este ejercicio, con la proyección de invertir hasta 2022 otros 3,9 millones. El tramo en cuestión incluye 41,5 kilómetros de autovía, por donde circulan cada día una media de 12.552 vehículos.

En la misma autovía del Cantábrico, los túneles riosellanos del Fabar tienen consignados 53.570 euros para el sistema de regulación y control de calidad de las aguas de infiltración.

Desfiladero de La Hermida

Dentro del capítulo inversor del Ministerio de Fomento aparece contemplada asimismo la obra de la travesía de Panes con una cuantía de 100.000 euros. Tras el cambio de color en el Ejecutivo central, el alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández (PP), había expresado en los últimos meses su temor a que el proyecto de la etapa de Íñigo de la Serna hubiese caído en el olvido del departamento que ahora dirige José Luis Ábalos. La partida aparece recogida, pero la cantidad dista de la señalada el pasado año por el Consistorio, que cifró en un millón de euros la inversión prevista para remodelar la arteria principal de la villa.

La obra en la travesía iba ligada a un proyecto más ambicioso también de la etapa del anterior ministro, la del Desfiladero de la Hermida. Los trabajos en la N-621 que afectan a Asturias recibirán este ejercicio 40.000 euros destinados a un tramo de veinte kilómetros entre Panes y Castro Cillorigo.

 

Fotos

Vídeos