Extinguido, tras 27 horas de trabajo, el incendio de Alea que amenazaba al Sueve

Un helicóptero remoja el terreno para evitar reproducciones. / CUETO
Un helicóptero remoja el terreno para evitar reproducciones. / CUETO

El fuego se declaró a primera hora de la tarde del martes en la frontera entre Ribadesella y Parres y afectó a zonas de pino y eucalipto

L. RAMOS RIBADESELLA.

Los Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) daban en la tarde de ayer por extinguido el incendio generado un día antes en la localidad riosellana de Alea y que llegó a amenazar con propagarse a la sierra del Sueve debido a las fuertes rachas de viento. Según indicaron fuentes del SEPA, fue pasadas las seis de la tarde cuando se dio por extinto el fuego, tras casi 27 horas de trabajado incansable, y en la zona se quedaron un bombero, así como una empresa forestal para encargarse de las tareas de vigilancia.

Durante la primera jornada fueron más de veinte los efectivos desplegados en la zona, entre bomberos de La Morgal y de los parques de Llanes, Cangas de Onís y Villaviciosa y los miembros de las cuadrillas de dos empresas forestales, así como dos helicópteros. Durante la noche se encargaron de la vigilancia bomberos de Coballes y ya por la mañana tomaron el relevo otra veintena de efectivos de los parques de Cangas de Onís y Piloña, además de empresas forestales y, de nuevo, dos helicópteros.

Ya a primera hora de ayer se dio por controlado el incendio, si bien las altas temperaturas y la escarpada orografía de la zona complicaron notablemente los trabajos de extinción. «No hay forma de hacer entrar a nuestros vehículos, solo personal de tierra, y lo que queremos es seguir remojando bien toda la zona con medios aéreos y evitar las posibles reproducciones que se pudieran dar debido al calor», explicó entonces el jefe de zona de Bomberos del SEPA, Francisco Barreñada. Los terrenos afectados, agregó, «son muchas zonas arboladas -principalmente pino y eucalipto- en un monte que tenía una carga de fuego importante».