Fallece a los 53 años la empresaria llanisca Lourdes Blanco Frade

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

A la edad de 53 años y víctima de una enfermedad de carácter irreversible, fallecía el lunes en su domicilio de Llanes Lourdes Blanco Frade, una mujer muy conocida y apreciada en la villa y el concejo. Ferviente simpatizante del bando festivo de la Magdalena, estaba casada con José Vicente Lafuente Urdinguio 'Txebi', un vizcaíno que desde su matrimonio se había adaptado e integrado a las mil maravillas en el vecindario. Y era hermana de Marta Blanco, propietaria de joyería Monje y de varios comercios relacionados con la moda y complementos.

Lourdes había empezado su periplo laboral, a los 16 años, en una gran superficie comercial en la villa. Más tarde se trasladó a Dublín y a su regreso se estableció en Canarias, en empresas relacionadas con el sector turístico. Posteriormente trabajó en la Oficina de Turismo de Llanes y desde hace casi dos décadas formaba parte de la Inmobiliaria Sobrino, una entidad gestionada por su cuñado, Monchu Sobrino. Las muestras de condolencia hacia la familia eran constantes ayer en el tanatorio de Llanes y sus allegados valoraron que la finada había «luchado con entereza contra la enfermedad», así como que había llevado «la situación de forma ejemplar y positiva».

Aunque no era inesperado, su fallecimiento causó consternación entre los llaniscos, que a lo largo de cinco décadas habían conocido el carácter jovial de Lourdes. Sus compañeros de la Magdalena recordaban que tan solo hace un par de años, enfundada en el traje de llanisca, había bailado de Jota de la Magdalena de veteranos.

«Luchó con entereza contra la enfermedad y llevó la situación de forma ejemplar»

La urna conteniendo las cenizas de Lourdes Blanco Frade será recibida hoy, a las 18 horas, en la basílica de Llanes, donde se celebrará el funeral.