Fiesta regada con vino en Llamigu

El vino voló en todo tipo de recipientes./
El vino voló en todo tipo de recipientes.

Con botas y botellas, los jóvenes de Llanes libraron la tradicional batalla, seguida de comida campestre y carrera de caballos

G. P.LLAMIGU (LLANES).

La localidad llanisca de Llamigu libra cada año una particular batalla con jóvenes armados de ansias de folixa. Botellas de plástico y botas son el principal armamento de una guerra que hace correr litros y litros de vino desde primera hora de la mañana, en un encuentro cuerpo a cuerpo que pronto tiñe las vestimentas de los participantes del rojo del tinto. Fueron en torno al medio centenar los contendientes, principalmente jóvenes de la zona, quienes se animaron a continuar con una tradición que en los últimos años ha ido bajando en participantes debido a la pérdida de población juvenil, lamentan en el pueblo. Una vez concluida la cita con el vino, la festividad de Nuestra Señora de Loreto encaraba su parte más solemne, con misa en la capilla oficiada por el párroco Domingo González. Se da la circunstancia de que este año el templo se encuentra en obras debido a su «mal estado», indicaron desde la organización, que recordó que la colaboración vecinal resulta decisiva para finalizar los trabajos.

La jornada festiva continuó en el núcleo llanisco con una sesión vermú amenizada por Dj Jairo, antesala de una comida campestre en la que no faltaron empanadas, tortillas, pasteles, carnes a la parrilla o incluso platos más elaborados, entre ellos un arroz con pitu de caleya. De dar cuenta de esos manjares se encargaron locales y visitantes hasta primera hora de la tarde, momento reservado para otra de las actividades estrella de la fiesta, las carreras de caballos, burros y ponis. Tras efectuar una selección daba comienzo, a las cinco de la tarde, la 47 Carrera Concejo de Llanes, con cuatro modalidades: cruzados, pura raza árabe, mixtos y tiro.

Al caer la noche, la música se tornó protagonista con la actuación del Álvaro Fernández Conde, 'El Pravianu' y Cristina Sánchez. Una verbena a cargo del Grupo de Gaitas Principado, Dj Jairo y Solista Carmelo, con chocolatada de por medio, ponía el broche de oro a las fiestas.