Finaliza el derribo de las viviendas sociales de la zona del Tanatorio de Llanes

Las viviendas sociales de la zona del Tanatorio llanisco, reducidas a escombros. /  NEL ACEBAL
Las viviendas sociales de la zona del Tanatorio llanisco, reducidas a escombros. / NEL ACEBAL

Los inmuebles, con numerosos problemas y que eran «un foco de insalubridad», fueron desalojados en marzo

L. RAMOSLLANES.

Adiós a la degradada imagen que desde hace años ofrecían las viviendas sociales de la zona del Tanatorio de Llanes. Los inmuebles, desalojados el pasado marzo, sucumbían en los últimos días a la piqueta, quedando reducidos a un amasijo de hierros y escombros que serán retirados en las próximas jornadas para proceder a restaurar el lugar.

Con la culminación de estas obras, desde el Ayuntamiento de Llanes ponían ayer «punto y final a una anómala situación creada en una zona a la entrada de la villa donde se había ido formando un foco de insalubridad y degradación que iba a peor año tras año, con todo lo que ello suponía». El derribo de las casas, agregaron, «permitirá la recuperación para uso de los vecinos de un espacio que es, además, un lugar muy sensible por estar muy próximo al Tanatorio».

Los problemas con estas vivienda sociales se remontan a varios años atrás, según recordaban ayer desde el Consistorio. Y hacían referencia a un informe técnico municipal en el que «se pudo constatar que el origen de todos los males tenía su punto de partida en un deficiente diseño del saneamiento, que provocaba numerosas humedades en las casas». Algo a lo que se sumó, lamentaron, «la dejadez de los vecinos en el cuidado tanto de sus viviendas como del entorno de las mismas, que acabaron por convertir el barrio en un espacio muy degradado que urgía una intervención drástica».

Así, el pasado 15 de marzo el Ayuntamiento completaba el desalojo de las viviendas, cuyos inquilinos fueron realojados en otros inmuebles, procediendo a tapiar todos los huecos mientras Vipasa adjudicaba los trabajos de demolición que ahora concluyen.