Fiscalía pide cárcel para el exarquitecto de Llanes por la obra del María Elena

Zona ampliada del camping María Elena, en Celorio. /  JUAN LLACA
Zona ampliada del camping María Elena, en Celorio. / JUAN LLACA

El antiguo técnico de Urbanismo se sienta también en el banquillo de los acusados por un presunto delito de prevaricación

G. P. LLANES.

El exarquitecto municipal de Llanes y el antiguo Técnico de Administración General (TAG) de Urbanismo se sientan hoy en el banquillo de los acusados por un presunto delito de prevaricación urbanística relacionado con la ampliación del camping María Elena, en Celorio. La Fiscalía solicita para cada uno de ellos dos años y medio de prisión, así como una multa de 13.500 euros y la inhabilitación especial para empleo o cargo público durante diez años.

El caso que hoy llega al Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo se remonta a 2012, cuando según el ministerio fiscal ambos acusados elaboraron informes «prescindiendo de la normativa urbanística de aplicación». Según el escrito de Fiscalía, en base al Plan de Ordenación del Litoral Asturiano (POLA) la ampliación del camping debiera haber sido categorizada «como AA, es decir, presentando un impacto paisajístico severo que exigiría su desaparición en el plazo más breve posible a reserva de lo que defina el futuro Plan especial de campamentos turísticos». Los acusados, continúa, informaron favorablemente la concesión de la licencia a pesar de que el proyecto «abarcaba parcelas que se encontraban dentro del ámbito de afectación del propio POLA» y no consideraron «la normativa sobre campamentos de turismo ni la realidad física de las parcelas sobre las que se solicitaba la ampliación». Finalmente, el Ayuntamiento de Llanes concedió los permisos por resolución del 25 de marzo de 2014, señala el escrito.

Sobre esa autorización informó en «sentido contrario» la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) el 16 de junio de 2016, al considerar que la «ampliación de 7.693,62 metros cuadrados para área de autocaravanas no resulta compatible con el régimen de fuera de ordenación provisional en el que se encuentra el camping, pues dicha ampliación no es una actuación necesaria para la consolidación y mantenimiento de la instalación, sino que excede claramente de dicho objeto, pues su finalidad es ampliar la zona de acampada». Por todo ello Fiscalía sostiene que los hechos son constitutivos de un delito de prevaricación urbanística.

El ministerio fiscal solicita dos años y medio de prisión y diez de inhabilitación

La denuncia por las obras de ampliación en el María Elena partió de la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall), en marzo de 2015. Este mismo mes de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) rechazaba que los propietarios del camping puedan hacer uso de la parte ampliada.

 

Fotos

Vídeos