La gaita suena mejor en Porrúa

El gaitero Julián Herrero deleitó a los porruanos en la procesión de los 'Santinos' Justo y Pastor. / FOTOS: JUAN LLACA
El gaitero Julián Herrero deleitó a los porruanos en la procesión de los 'Santinos' Justo y Pastor. / FOTOS: JUAN LLACA

Los vecinos del pueblo llanisco celebraron el día grande de los santos Justo y PastorDel barrio de Sorvilla salieron cuatro ramos y en el trayecto hacia la iglesia Julián Herrero demostró que es un gaitero virtuoso

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

En una mañana soleada y calurosa, los vecinos de Porrúa homenajeaban ayer a sus queridos 'Santinos' Justo y Pastor. En el desfile matinal salieron cuatro ramos del barrio de Sorvilla, el gaitero Julián Herrero, inconmensurable, demostró por las abarquilladas calles del pueblo que es un virtuoso del instrumento y más de un centenar de mozas vestidas de llanisca se dejaban el alma en sus cantares al contrapunto de un tambor en manos de la entusiasta Blanca Haces.

A mediodía, más de trescientas personas se daban cita en Sorvilla para dar buena cuenta de un reparador pincheo que, junto con uno de los ramos, ofrecía Juan Tamés por el feliz nacimiento de su hija Irene.

Desde su domicilio partía la comitiva folclórica. Por delante marchaban los gaiteros Julián y Conchita Herrero, llegados desde Balmori. Tras ellos aparecían los cuatro ramos: dos de rosquillas y otros dos de pan artesanal. El de los más pequeños iba a hombros de cuatro benjamines del clan de los Pérez: Daniel Pérez Corrales, Damián Tamés Pérez y los mellizos Juan y Lucas González Pérez. El otro ramo de rosquillas lo trasladaban cuatro alevines: Adrián Rozada, Yago Tamés, Mateo Galguera y Héctor Martínez. Cerraban el cortejo las niñas y mozas vestidas de aldeana y una multitud de vecinos, turistas y curiosos camino de la iglesia parroquial.

Al llegar al templo fueron recibidos por el sacerdote ovetense Eloy Pascual, adscrito a la parroquia de San Francisco de Asís y rector del Seminario Redentoris Mater, ubicado en la localidad de Meres. En ordenadas filas, las mozas, pandereta en mano, entraron en la iglesia para cantar las tradicionales coplas del ofrecimiento de los ramos.

A continuación, se formaba la procesión por el recorrido circular de costumbre. A la comitiva matinal solo fue necesario acoplarle las andas de los dos 'Santinos'. En las de San Justo, oficiaban como costaleros Germán Romano y tres hombres de apellido Gutiérrez: Nel, Esteban y Alejandro. De trasladar a San Pastor se encargaron Miguel García Tamés, Alberto Romano, René Gutiérrez y el italiano Salvatore Voto, residente en Stuttgart y casado con una porruana.

Tras la misa, con acompañamiento de gaita y tambor, se celebró un festival folclórico en el que los lugareños bailaban el Xiringüelín, el Quirosanu, la Giraldilla, el Fandango de Pendueles, las jotas de Cadavedo y el Cuera, el Xiringüelu de Naves y un Pericote de seis triadas. La mañana de los 'Santinos' concluía con una danza prima.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos