«Entre todos los que le criticabais no le llegáis ni a la suela del zapato», dice la hija del concejal asesinado en Llanes

«Antes de hablar de Javier Ardines lávense la boca», dice la hija del concejal asesinado
Javier Ardines. / JUAN LLACA

La joven rompe su silencio tres meses después del crimen para pedir «respeto» y criticar a quienes utilizan a su padre para atacar al alcalde de Llanes, Enrique Riestra

LUCÍA RAMOSLUCÍA RAMOS LLANES.

Casi tres meses después del brutal asesinato del concejal de Izquierda Unida en Llanes, Javier Ardines, su hija Alba rompía este fin de semana el silencio que desde el primer momento mantuvo la familia para reclamar «respeto» para la figura de su padre. Fue a través de un escrito que durante la noche del domingo y la jornada de ayer corrió como la pólvora entre los llaniscos, a través de las redes sociales, como la joven criticó duramente a quienes, considera, están utilizando el crimen que conmocionó a toda la región para atacar al alcalde y compañero de gobierno de su progenitor, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes).

«Te rompe el alma y la vida tener que encontrar a tu padre asesinado», comenzó su mensaje la joven, haciendo referencia también a «la rabia y la impotencia de que su o sus asesinos siguen sueltos, vivos, disfrutando de su libertad cuando a mí y a mi familia nos privaron de disfrutar de una persona honesta, íntegra, de las pocas que quedan en esta asquerosa sociedad». Continuó aseverando que «hay otra cosa que te enerva el alma, que es ver a una pandilla de impresentables, por no ponerles más de un calificativo que se me pasa por la cabeza, exigiendo al alcalde disculpas, cuando ni siquiera tuvieron la decencia de presentarnos el pésame, ni condolencias, ni de mostrar la mínima repulsa a lo sucedido».

La hija de Ardines continuó señalando que Enrique Riestra «sólo pide justicia y que se sepa quién le arrebató la vida a mi padre y que la población colabore». En «ningún momento», añadió, «he visto que politizara el asesinato de mi padre, cosa que otros sí parece que lo hacen, pidiendo disculpas que no merecen, ni del alcalde ni de nadie».

«Te rompe el alma y la vida tener que encontrar a tu padre asesinado», lamenta

La joven prosiguió reconociendo que «duele ver cómo gente no condena el asesinato de mi padre. Sólo le deseo que no tenga que pasar por lo que esta familia está pasando y que tenga que oír de una 'persona', por calificarla de alguna forma, que no se siente compungida», en referencia, aparentemente, a las palabras que una trabajadora del Ayuntamiento pronunció, supuestamente, ante una televisión privada. Y siguió: «Corregiría al alcalde, ustedes antes de hablar de Javier Ardines lávense la boca con aguafuerte, a ver si el veneno y el odio que llevan dentro se les compensa».

Para terminar, la hija del edil asesinado cargó duramente contra los administradores de una página de Facebook que se caracteriza por ser sumamente crítica con el actual equipo de gobierno llanisco y a quienes acusó de utilizar el crimen de su padre para atacar al regidor. «La familia pedimos respeto y en ésta página es lo que menos hacen, respetar a una persona que ha sido asesinada vilmente», afeó. «Espero que sea la última vez que en esta página tengáis la poca decencia de nombrarle. Bastante desgracia tenemos, como para que sigáis instigando el odio y difamando información falsa maquillada», agregó. Y finalizó señalando que «duele tener que romper el silencio, pero más duele que os aprovechéis de un asesinato cuando entre todos los que le criticabais no le llegáis ni a la suela del zapato».

La publicación de la joven fue compartida por diferentes formaciones políticas del concejo, como Vecinos por Llanes, a la que pertenece el regidor. «Con todo el dolor que nos causa este tema no podemos sino hacernos eco de las palabras de Alba, digna hija de Javier Ardines, que son un grito contra aquellos que en vida de su padre lo vilipendiaron y que siguen haciendo lo mismo con el alcalde y con quienes buscamos la honestidad en la política», manifestaron desde la agrupación. Aprovecharon también para enviar su «apoyo, cariño y reconocimiento» tanto a la joven como al resto de la familia del concejal asesinado.

«Caldo de cultivo»

También desde la formación a la que Ardines pertenecía, IU Llanes, se pronunciaron ayer al respecto de las palabras de su hija. «Hemos pedido consideración con el suplicio y la angustia que sus seres queridos están soportando, pero hay quien no tiene empatía con el dolor de esta familia», criticaron. «Hay quien ve el asesinato de Javier como un instrumento más para seguir enlodando la vida política de este concejo. Hay quien usa con todo el desprecio los sentimientos de una familia destrozada , para seguir atacando, manipulando y mintiendo sobre las declaraciones y actuaciones del alcalde, exactamente igual que en su día lo hicieron con Javier», agregaron los compañeros del edil asesinado. Y se preguntaron si «¿no se paran ni por un momento a valorar que están haciendo un caldo de cultivo que puede traer consecuencias tremendas?», para terminar reclamando «respeto» para la familia y «consideración» con la investigación.

El cuerpo sin vida de Javier Ardines fue encontrado por un vecino a las ocho de la mañana del pasado 16 de agosto, en el camino que lleva a su domicilio, en Belmonte de Pría. Presentaba al menos tres fuertes golpes en la cabeza y el rostro, aunque la autopsia reveló que la verdadera causa de su muerte fue la asfixia. Los investigadores de la Guardia Civil de Gijón y de la Unidad Central Operativa (UCO) trabajan en la hipótesis de que tratase de escapar de sus agresor al verse atacado. Al parecer fue por ese motivo por lo que su cadáver apareció a unos sesenta metros de la furgoneta en la que circulaba rumbo al puerto de Llanes para salir a faenar. El vehículo fue encontrado con el motor arrancado y con tres vallas de obra amarillas bloqueando el camino por el que debía de haber seguido su rumbo.