«Hablar de la ubicación del hospital de Arriondas es ahora un debate estéril»

Emilio García Longo ayer en el balcón del ayuntamiento. / NEL ACEBAL
Emilio García Longo ayer en el balcón del ayuntamiento. / NEL ACEBAL

«Los ríos antes daban algún susto, pero desde 2010 se modificó la magnitud, entre otras cosas por el cambio climático» Emilio García Longo Alcalde de Parres

GLORIA POMARADA

Cuatro años después de llegar a la alcaldía de Parres, el socialista Emilio García Longo (Arriondas, 1966) afronta los últimos meses de mandato con la satisfacción de ver desbloqueado el proyecto de defensa de la capital contra las avenidas. Dice no tener «la fiebre de las inauguraciones» y se muestra firme defensor de «que los problemas se resuelvan cuando antes mejor». Uno de esos problemas, el de las inundaciones, acaba de encontrar respuesta en unas obras de 16 millones de euros que han sido su caballo de batalla en una legislatura que resume como «positiva» y a la que no descarta sumar una próxima.

-¿Es casualidad que el anuncio de las obras contra las riadas llegue tras los últimos episodios?

-Es una coincidencia porque este proyecto no se sustancia en cuatro días, la urgencia y necesidad está puesta sobre la mesa desde el primer momento. Hay quien puede pensar que esto se produce porque hay un periodo electoral a la vuelta de la esquina, pero no. Lo que cambia es la voluntad política del Gobierno de España. Desde el Ayuntamiento siempre habíamos dicho que era la mayor prioridad del concejo y en este periodo de distintos delegados del Gobierno fue la primera reivindicación que puse encima de la mesa, con ningún resultado. Mariano Marín (PP) me contestó en mayo de 2018 que no era de interés general del Estado y se tenía que sustanciar en un convenio.

-Las obras estaban en un plan con más de 60 actuaciones en toda España.

-Sí, el anterior Gobierno dijo que estaba haciendo un estudio de coste-beneficio para priorizar esas obras.

-¿Qué pasó cuando llegó el PSOE con ese estudio?

-No sé si había o no ese estudio, sé lo que me dicen por escrito en mayo y que a continuación hay un cambio de Gobierno. Puse de nuevo sobre la mesa esa prioridad y a partir de ahí se empieza a hablar. A lo largo de estos meses venimos negociando que el Gobierno de España asuma la obra como prioritaria y el compromiso de ejecutarla. El hecho de que el secretario de Estado de Medio Ambiente sea de Asturias ayuda a que conozca mejor la realidad.

-El Ayuntamiento cederá los terrenos, ¿son todos municipales o habrá expropiaciones?

-Hay algún terreno que no es municipal y que el Ayuntamiento tendrá que gestionar para que al inicio de las obras esté a disposición de Confederación.

-¿Realmente van a poder dormir tranquilos los parragueses los próximos 140 años?

-La cifra de los 140 años que comentan el consejero Lastra y el secretario de Estado es un dato que nos dicen los técnicos. En un tiempo de cambio climático certificar eso no se atrevería nadie, pero la dinámica y estudios nos indican que va por ahí la cosa.

-Habrá quien entienda que son 16 millones para enmendar decisiones erróneas del pasado, por ejemplo la ubicación del hospital.

-Se habla mucho de la ubicación del hospital, creo que es un debate que ahora aporta muy poco. En Arriondas históricamente estamos acostumbrados a vivir con desbordamientos de ríos. En aquellos años a veces daban algún susto, pero lo que cambia a partir de 2010 es la magnitud, entre otras cosas por el cambio climático. No aporta nada entrar en debates estériles de lo que pudo haber sido y no fue. El hospital es una realidad y lo que tenemos que hacer, como con los centros educativos, es impulsar este proyecto, lo demás puede aportar mucha filosofía pero es muy poco práctico.

-¿Hay avances en la petición de crear un acceso al Grande Covián en la entrada desde Piloña?

-Esta comarca tiene un problema de comunicaciones, los alcaldes de Nava, Piloña y yo venimos reclamando la urgente necesidad de acometer actuaciones en la N-634. En todos estos años no se hizo absolutamente nada, la conexión desde la nacional es una de las reivindicaciones que venimos haciendo, pero tampoco hubo ninguna contestación. La comarca tiene que tener un lenguaje común en las comunicaciones y abordarlas de forma colegiada.

-¿Y no va a ser una carencia que no haya Mancomunidad?

-No tiene por qué. Cada vez son más necesarias fórmulas de colaboración entre administraciones, pero no sé si la Mancomunidad es la panacea. Hubo municipios que pidieron que se disolviera, pero lo que no cabe duda es que hay que establecer alianzas que permitan hacer propuestas de futuro, bajo el paraguas que sea.

-En septiembre aprobaban el PGO para su remisión a la CUOTA, ¿han contestado?

-La semana pasada pidieron documentación complementaria, la CUOTA está ya estudiando el documento. Creo que va bien y la intención es que esté aprobado antes de finales de mayo.

-Está previsto crear una escuela de 0 a 3, ¿en qué terrenos?

-Otra de las prioridades de este gobierno era precisamente todo lo que tiene que ver con la educación. Se dio un avance importante con el retorno del instituto de Secundaria. Eso va acompañado de la extensión del 0 a 3, el primer paso es que está previsto en el presupuesto del Principado de 2019. Lo que más está ralentizando el asunto es la ubicación, donde el colegio no puede ir porque es zona inundable y no se permiten más construcciones. El Ayuntamiento no tiene terrenos donde hacerlo, hace tiempo que venimos explorando posibilidades y estamos bastante avanzados. Pronto va a ser una realidad.

-¿Veremos el puente Emilio Llamedo en obras antes del Descenso?

-Es otra demanda histórica de Parres que por fin tiene un encaje. Pasa por las mismas vicisitudes que el proyecto de defensa, nunca existió una voluntad política por parte del Ministerio de Fomento. La única solución que nos planteó es un cambio de titularidad, la tramitación llevó un tiempo y hoy es una realidad, hay un proyecto y está en fase de licitación. Cuando van a empezar las obras, no lo sé.

Futuro político

-¿Qué va a pasar en mayo, se presentará?

-Voy a tomar una decisión en breve. Quiero escuchar a la Ejecutiva local y también al conjunto de los militantes, lo que opinan y si puede haber otras personas.

-¿Y si le dicen que adelante?

-Respiraré profundo y tomaré la decisión.

-¿Qué balance hace de estos cuatro años?

-Objetivamente positivo, fue una legislatura en la que se trabajó mucho en proyectos históricamente pendientes. Eliminamos toda la deuda municipal, hubo una bajada importante en el IBI y a día de hoy tenemos una economía saneada. El presupuesto se liquidó con superávit y el remanente es de 1,2 millones, que van a permitir impulsar actuaciones. Aunque se gobernó en minoría se llegó a cuerdos con todos los grupos, se aprobaron presupuestos en todos los ejercicios y hemos sacado adelante un PGO con consenso. Hemos avanzado en políticas sociales, educación y hemos hecho una mejora en las infraestructuras de la zona rural.

 

Fotos

Vídeos