'Indomable' reina en el Sueve

'Indomable' fue el protagonista indiscutible de la fiesta. /FOTOS: NEL ACEBAL
'Indomable' fue el protagonista indiscutible de la fiesta. / FOTOS: NEL ACEBAL

Un indómito asturcón vence a cinco jinetes en una de las ediciones más concurridas de su fiesta

GLORIA POMARADA

Adivina con la mirada cualquier intención de alzarse a su grupa y rehuye las caricias para hacerse con su favor con las patas delanteras, sin grandes aspavientos ni derroche de energía. Uno tras otro los jinetes dan un paso atrás y sueltan centímetros de cuerda, intimidados en parte por la respuesta desabrida del momento, en parte por la leyenda. 'Indomable' sigue siendo una edición más, y van nueve, un asturcón indómito. Hasta cinco voluntarios osaron ayer en la 39 Fiesta del Asturcón romper la racha del heredero del mítico 'Moru' y algunos, como el joven Pablo José Mon, del pueblo colungués de Libardón, a punto estuvieron de lograrlo, con un movimiento atrevido que le llevó a suspenderse sobre su lomo. Fueron apenas segundos que, unidos a su éxito con 'Escurridizu', le valieron para coronarse como rey de la majada de Espineres. Con un tiempo de cinco minutos para hacerse con 'Indomable', el reloj corre a distinta velocidad para público y jinetes. Al grito de «ahora, ahora» coreado por los cientos de asistentes que rodearon el corro, algunos lo intentaron y otros apenas osaron acercarse al animal. Ante la aparente distracción del asturcón, una calma tensa envuelve la majada, a la espera de que esa acometida del mozo sea la definitiva. Sin embargo, la distracción de 'Indomable' no pasa de pose y pronto saca la furia, saldándose la batalla con una reflexión lanzada desde el propio público: «El caballo dominó al hombre».

No ocurrió lo mismo con 'Escurridizu', al que montaron el propio Mon y el también colungués, de Luces, Diego Fernández Cristóbal, que fue reconocido con el segundo premio. Karim Mahadi Mazzedi, llegado desde El Entrego, rozó también la gloria, esquiva ayer a Adolfo Álvarez y Alejandro Peón.

Quienes también demostraron su bravura fueron parte de los asturcones nacidos este 2019 y marcados ayer con una técnica estrenada en esta edición, mediante pintura para evitar dolor al animal. Del mecanismo se cayó finalmente la simulación mediante pólvora, al ser aún necesario limar detalles sobre la seguridad, explicaron desde la Asociación para la Conservación del Asturcón del Sueve (ACAS). 'Peluchín' y en menor grado 'Aventada' ofrecieron una resistencia digna de la raza, mientras que 'Vallón', 'Mimosín', 'Insoportable' y 'Pelmazu' se mostraron más dóciles. Y a la novedad del marcaje se sumó el incremento de asistentes, tanto en jinetes como espectadores, lo que achacaron desde ACAS a que esta sea la primera con el distintivo de fiesta de interés turístico nacional. De la expectación generada dio muestra la amplia comitiva de autoridades que peregrinó hasta Espineres, encabezada por Adrián Barbón, el primer presidente regional que acudía en 24 años a la fiesta, según recordaron los organizadores.

La jornada comenzó durante la mañana con la misa oficiada por Gaspar Muñiz, anterior párroco de Colunga y destinado ahora en Roma. Acompañada a la gaita por la banda del Centro Asturiano de Oviedo y por la soprano Tina Gutiérrez, la eucaristía dio paso al pregón del montañero vasco Juanito Oiarzabal, que repasó su carrera por las cumbres y los 26 ochomiles alcanzados.

La entrega del diploma oficial por parte de la delegada del Gobierno, Delia Losa, certificó el interés nacional, «muy importante porque es el séptimo de Asturias y el primero en treinta años», destacó.

El recién estrenado distintivo, recibido este mismo julio, fue el hilo conductor de los discursos y también de los premios, con el Asturcón de Oro otorgado a Gimena Llamedo, diputada socialista y secretaria de Organización de la FSA, por su «ayuda clave para conseguir la declaración». El reconocimiento llegó también a EL COMERCIO y al fotoperiodista Nel Acebal, que recibió de ACAS el cartel de esta edición, con una de sus fotos.

También fueron reconocidos los colaboradores Enrique Carballeira y Juan García. «Es un placer contar vuestra historia, una historia heroica de vecinos de la comarca que se empeñaron en que el asturcón no desapareciera», señaló el director de este periódico, Marcelino Gutiérrez.

Partiendo de apenas una veintena de ejemplares, ACAS ha logrado en sus cuarenta años de historia superar los dos mil, una hazaña que también destacó el presidente Barbón.

Más información

«Sois el mejor ejemplo de salir adelante. Al igual que los asturcones, los asturianos tenemos más futuro que pasado», expresó.

La cita de Espineres tuvo asimismo un recuerdo para dos colungueses, Ofelia Cangas y José Antonio Alonso, nombrados mujer rural y pastor del Sueve, así como para Alba Sánchez, llegada desde Montecoya, en Piloña, con apenas cuatro meses y asistente de menor edad.

Recibieron más premios el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (Codis) y media docena de colaboradores.

En el apartado de tradición no faltaron juegos como el tiro de cuerda, paseos en asturcón, un certamen de canción asturiana a cargo de Cristina Sánchez, Adolfo Uría, Manuel Roza y Corsino Llaneza y una comida de hermandad con una fabada a base de treinta kilos de legumbre y cuarenta de jabalí, sardinas a la plancha, quesos y cuajada.