Investigan a un trabajador y varios ediles llaniscos por pagos irregulares

Entorno del polideportivo de Llanes, donde se prestaban los servicios de medicina deportiva. /  NEL ACEBAL
Entorno del polideportivo de Llanes, donde se prestaban los servicios de medicina deportiva. / NEL ACEBAL

Los socialistas José Herrero y Sandra García niegan haber favorecido a nadie con el pago de facturas a autónomos durante años y aluden a una «persecución política»

L. RAMOS LLANES.

El Juzgado de Instrucción de Llanes investiga supuestas irregularidades en el pago continuado por parte del Ayuntamiento de diversas facturas a autónomos que prestaban servicios en el concejo pero carecían de contrato formal. Los hechos, que se refieren a los servicios de médico deportivo, nutricionista, fisioterapeuta y monitor para los mayores del municipio que se prestaron y pagaron de forma mensual durante varios años, al parecer, sin contrato, fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía del Principado por el actual alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes).

Tras una primera investigación y al considerar que podría haber indicios de un delito de prevaricación administrativa, desde el ministerio fiscal se interesó la apertura de diligencias previas por parte del juzgado llanisco y en las últimas semanas fueron varios los concejales que pasaron ante la magistrada para prestar declaración como investigados.

Hace apenas una semana lo hacían los socialistas José Herrero y Sandra García, quienes en anteriores mandatos ocuparon las concejalías de Deportes y de Promoción de Mayores, respectivamente. También fueron llamados a declarar el exconcejal del PSOE Emilio Carrera y la actual edil de Deportes, Marisa Elviro (Vecinos por Llanes), así como el coordinador del servicio municipal de deportes. Del mismo modo, está siendo investigada otra exconcejala socialista, María del Carmen Luengo.

En su comparecencia ante la titular del Juzgado llanisco, tanto Herrero como García rechazaron que se hubieran cometido irregularidades o se hubiese pretendido beneficiar a nadie con el pago de los citados servicios. Según pudo saber este diario, el actual secretario general del PSOE de Llanes y candidato a la Alcaldía indicó que tanto el servicio de médico deportivo como de fisioterapeuta ya se estaban prestando cuando él llegó a la Concejalía de Deportes y aseveró desconocer en qué condiciones.

En relación a la incorporación de los servicios de un nutricionista, que sí se produjo durante su mandato, el edil señaló que había sido el coordinador de deportes quien le planteó la idea de añadir esta nueva prestación, algo a lo que él se limitó a dar el «visto bueno verbalmente». Manifestó desconocer si finalmente hubo un contrato formal, ya que ese aspecto, dijo, correspondía al servicio de Contratación. Reconoció, eso sí, que «en aquella época no era muy necesario hacer un contrato», ya que los autónomos que prestaban un servicio pasaban las facturas y al tratarse de «cantidades pequeñas» se pasaban a Intervención para su pago tras recibir el visto bueno de los correspondientes técnicos.

Una declaración que en algunos puntos contrasta con la ofrecida por el coordinador de deportes, quien negó que la contratación del nutricionista la propusiera él y recalcó que nunca tuvo ninguna capacidad de decisión ni de contratación en el Ayuntamiento.

Por su parte, Sandra García reconoció haber contratado a una persona para que organizase actividades destinadas a los mayores del concejo en los centros de El Rinconín y Vidiago. Fue, apuntó, en una época de crisis en la que los vecinos demandaban este tipo de actividades y después de que esta persona le presentara un proyecto similar al que ya llevaba a cabo en otros ayuntamientos. La contratación, apuntó, fue «verbal», y como su compañero de partido indicó que éste era un procedimiento «habitual» en el caso de los autónomos. La edil aseveró, asimismo, que siempre comprobaba que se estuviesen prestando los servicios y que nunca tuvo conocimiento de que se hubiesen puesto impedimentos al pago de las facturas.

Reformas

Los dos concejales defendieron que ambos servicios funcionaban muy bien y eran muy valorados y aprovechados por los vecinos. Aseveraron, asimismo, que por parte de las actuales concejalas -Marisa Elviro y Soledad Celorio- se dio continuidad al pago de las facturas durante al menos un año y que en el caso de las actividades para mayores el cuatripartito las sacó a concurso y éstas fueron adjudicadas a la misma persona.

En relación a los servicios de medicina deportiva, Sandra García señaló ante la jueza cómo el actual equipo de gobierno invirtió 40.000 euros en renovar la oficina para, poco después, cerrar el servicio. Herrero, por su parte, agregó que, a su parecer, el procedimiento responde a una «persecución política trasladada a los juzgados» de la que él y sus compañeros son víctimas por parte del actual equipo de gobierno.

También la actual edil de Deportes, Marisa Elviro, acudió a prestar declaración la pasada semana, si bien se limitó a indicar que el pago de las facturas que los autónomos venían presentando desde los anteriores mandatos se mantuvo hasta que el actual equipo de gobierno tuvo constancia de la forma en que estaba planteado y lo frenó.

Ahora la jueza decidirá si pide más testificales, archiva la causa o abre juicio oral en caso de detectar indicios de que se cometiese algún delito en relación al pago de los citados servicios.