De la Llana eleva a 4.000 las nuevas viviendas que permitirá el futuro plan general de Llanes

De la Llana eleva a 4.000 las nuevas viviendas que permitirá el futuro plan general de Llanes
Marián García de la Llana, durante su comparecencia, ayer. / N. ACEBAL

La teniente de alcalde niega el «bloqueo» urbanístico del que hablan los constructores e indica que bajo su mandato se tramitaron ya unas 1.100 licencias

L. RAMOS LLANES.

La actividad urbanística de Llanes, lejos de esta paralizada, «es para algunos pequeños empresarios de la construcción mejor que antes de la crisis». Con estas palabras salía ayer la teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Marián García de la Llana (Foro), al paso de las críticas vertidas por la Asociación de Empresarios de la Construcción del Oriente de Asturias (Asecoa) hace unos días. El presidente de la entidad, Fernando García Vallado, calificó entonces la situación del concejo de «muy complicada» debido al «bloqueo de licencias». Algo que ayer negaba rotundamente la forista, quien afeó al líder de los constructores que haga un uso «partidista y político» a favor del PSOE en «todas y cada una de sus intervenciones». Tachó sus palabras de «demagógicas» y consideró que «no es casualidad en esta época del año», en referencia a la cercanía de las elecciones.

Marián García de la Llana lamentó las «trabas» con las que ella y sus compañeros de gobierno se encontraron desde su llegada a la hora de, por ejemplo, contratar más personal en aquellos departamentos en los que es necesario, como el de Urbanismo. «En este área tenemos un trabajo desmesurado para los efectivos con los que contamos, de hecho, habría obra para hasta seis personas más», aseveró la edil. Sin embargo, lamentó, sus intentos por reforzar el servicio y cubrir las bajas laborales se toparon con «numerosos informes desfavorables».

No obstante, recalcó, «el personal administrativo que existe en mi departamento de Urbanismo, tanto en licencias como en disciplina, se deja la piel en las diligencias». De hecho, agregó la forista, hasta ahora bajo su mandato «se llevan emitidas alrededor de doscientas licencias de obra mayor y otras novecientas de obra menor». Además, «pueden estar seguros de que no dejaremos ninguna 'mochila' con responsabilidad patrimonial por hacer las cosas mal y emitir licencias que puedan anularse, como nos está sucediendo ahora con casos como el Kaype o el Camping María Elena».

«Innumerables trabas»

De la Llana reconoció que «pueden ser las grandes promociones urbanísticas las que tengan más problema a la hora de conseguir la licencia debido a la inseguridad jurídica en la que se ve inmerso el Ayuntamiento de Llanes» debido a la falta de plan general de ordenación. En este sentido, negó que el equipo de gobierno cuatripartito haya estado de brazos cruzados. «Nunca cejamos en el empeño de tener un nuevo PGO», aseveró, y recordó que ya en noviembre de 2016 se abrió el expediente para la redacción del plan y éste no se finalizó hasta abril de 2018, debido al «largo procedimiento y a las innumerables trabas encontradas».

Este nuevo plan, cuyo borrador está a punto de ser llevado a Pleno para su aprobación inicial, pretende crear «alrededor de 4.000 nuevas viviendas, unas 1.800 en terreno urbanizable y otras 2.300 en núcleos rurales». Se trata de una estimación que duplica la que hace apenas tres meses daban desde el equipo redactor durante la celebración de unos talleres en el Consistorio destinados a que los llaniscos pudiesen ver un anticipo del documento de aprobación inicial.